862. Testimonio de parto en el HUCA

Sobre: 
Parir en tiempos Covid-19
Parto Inducido
Cesárea
Categoría: 
Parto
Lugar de parto: 
HUCA
Lugar: 
Oviedo
Año: 
2020

Mi nombre es Estefanía y me gustaría contar mi experiencia de parto en el HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias), por suerte en mi caso con final feliz.

A finales de 2020 di a luz a mi hijo por cesárea y, como leo muchos comentarios sobre cesáreas innecesarias, me gustaría evidenciar un hecho que también está ocurriendo y es todo lo contrario: el retraso de las cesáreas hasta último momento, generando una agonía en las madres innecesaria y un agotamiento extremo. En mi caso, rompí aguas a las 00.45 la madrugada de un domingo y di a luz a las 2.45 de un martes, es decir 50 horas después. Tras inducirme el parto farmacológicamente, puesto que de forma natural no había avances, no llegué a dilatar más de 6 cm, tras mil y un tocamientos para verificar lo que había dilatado (cada vez que lo comprobaban metían la mano unas 3 profesionales para comprobarlo), a las 22 horas de la noche del lunes ya pedía por favor a la ginecóloga ir a cesárea, dado que no podía más y me sentía muy débil, tenía la sensación de que iba a desmayarme en cualquier momento (llevaba desde las 10 de la mañana sentada en el paritorio), me parecía impensable empujar por mucho que de repente dilatase. No conozco la normativa del HUCA, pero siempre pensé que no podían pasar más de 48 horas tras la rotura de aguas, sin embargo la ginecóloga me dijo tras casi 50horas que, como no había sufrimiento fetal, podíamos seguir así unas cuantas horas más.

 

No puedo quejarme de que no me atendiesen, que me dejasen olvidada en una sala, porque siempre estuve atendida en ese sentido, pero creo que tan negativo es forzar cesáreas sin respetar un parto natural, como no tener en cuenta cuando una persona te indica que ha llegado a su límite. Al final acabé en 5 horas en reanimación porque tenía fiebre, sin el piel con piel, lo que creo que no ayudó mucho a la subida de la leche,  que de hecho nunca llegó a ir bien.

 

Yo entiendo que hay que intentar que el parto sea natural, pero sinceramente tener a alguien 50 horas antes de practicarle una cesárea me parece inhumano, innecesario y contraproducente. Siempre quise parir en el HUCA porque entiendo que tienen recursos materiales y humanos, pero si tengo la suerte de volver a parir creo que intentaré dar a luz en otro lugar porque ya no tengo confianza y de nada me sirven los recursos si no los utilizan.

 

A pesar de que todo salió bien, me recuperé de la cesárea y mi niño está sano, tardé bastante tiempo en poder narrar el parto sin llorar, es ahí donde supe de la existencia de vuestra asociación, creo que hacéis una gran labor, y me he decidido contar mi experiencia. Un saludo.