584. Sobre el post-parto y demás

Sobre: 
Otros
Categoría: 
Posparto
Nombre padres: 
Mireia
Año: 
2016

Sobre el post-parto y demás

 

Escribo estas líneas para ti, que estás pasando por el post-parto, que buscas información para ver si hay más gente que se siente como tú. ¡Estás de enhorabuena! Sí, hay millones de mujeres que lo están pasando, lo han pasado o lo pasaran. Pero no se habla de ello, quizás cada vez más, pero sigue siendo insuficiente. Este post habla de mi propia experiencia, para ver si estas palabras pueden animar y ayudar. 

Yo en mi momento, leí durante el embarazo sobre el post parto, leía que eran momentos duros, de gran inestabilidad emocional... Y es así, pero multiplicado por mil. Cada una lo sentirá de una manera diferente. 

En mi caso el post-parto empezó en cuanto llegamos con el bebé a casa, durante los días en el hospital estaba como en una burbuja, y esa no es la realidad que tienes al llegar a casa. Con un recién nacido que no conoces, piensas que no sabes hacer nada, sólo quieres dormir, no tienes hambre, no te apetece ver a nadie, y sólo piensas: "¿Cuándo pasará? ¿Cómo lo han logrado las demás?"

Dentro de esta vorágine de sentimientos perdidos y encontardos, pensaba a cada momento que estaría haciendo en ese momento si no tuviese al bebé, está claro que no me ayudaban pero eran los que tenía.

La sensación que tenía era como si se tratase de un duelo, es algo parecido a lo que he sentido cuando he perdido a un ser querido. Quieres que el mundo se pare, pues el tuyo ha dado un vuelco, por ejemplo, el simple hecho de coger el móvil para mirar los mensajes, no te apetece. Pero el mundo sigue.

No sabes si vas a volver a la "normalidad" pero sí, todo pasa. Todo mejora. 

Me hubiera gustado leer estas líneas cuando estaba buscando información, tirada en la cama con mi bebé al lado, doliéndome a rabiar los puntos, sintiéndome pérdida y sin saber qué hacer. Supongo que esta etapa depende mucho de cómo haya sido tu parto. En mi caso largo, doloroso, me hicieron sentir muy mal como persona durante el mismo, pero eso da para otro relato.

Te tengo que decir que yo me sentí mucho mejor entre la tercera y cuarta semana. Empecé a mirar al bebé con otros ojos, no es que lo mirara mal, pero las primeras semanas funcionaba por inercia, no era yo. En cuanto mejora el dolor físico también lo hace el mental.

Aceptar ayuda de mi familia fue una gran decisión, que te limpien la casa o que te traigan la comida hecha es un regalo, y yo me sentía mucho mejor. En mi caso mi pareja fue y es mi gran apoyo, en cuanto el bebé había comido, se lo llevaba para que pudiese dormir hasta la siguente toma. 

La visitas las controlamos muy bien, y apenas tuvimos. Desconectamos el telefonillo de casa durante dos meses y no pasó nada, fue una buena decisión. Son sólo algunas de las cosas que nos funcionaron por si os pueden servir.

Ahora mi bebé tiene tres meses y la intensidad de estos sentimientos ha dismunuido muchísimo. Hay algunos autores que aseguran que el post-parto dura dos años, entonces aún me queda, está claro que hay días mejores y días peores, pero lo mejor de todo es que todo mejora.