774. Parir en tiempos de covid19 Relato sobre Pérdida

Sobre: 
Parir en tiempos Covid-19
Parto Vaginal (PV)
Parto Inducido
Pérdidas. Siempre en el corazón
Categoría: 
Parto
Lugar de parto: 
Hospital UAB, Birmingham, Alabama, USA
Lugar: 
Birmingham, Alabama, USA
Año: 
2020

David

Hospital UAB, Birmingham, Alabama, USA
Parto vaginal inducido 18 Marzo 2020
 
David iba a ser nuestro segundo hijo. Iba a nacer en 4 semanas. Todas las citas medicas, pruebas y ecografias habían ido perfectas a pesar de que ya estabamos en los 45. Nada hacía sospechar que no pudiéramos tenerlo en nuestros brazos en un mes...
La ultima semana no le había notado moverse mucho, pero claro...había estado tan ocupada en el trabajo que no había prestado suficiente atención...además "...si todo va bien", como nos decían en cada cita, por que me iba a alarmar?
También es cierto que yo no estaba muy tranquila con que solo me hubieran visto enfermeras en casi todas las citas...en vez de mi doctora. Y que podia hacer?
 
Ese día, la ecografia duró 1 minuto....no le latía el corazón...? me lo estaba pareciendo a mí...? estaba siendo verdad? No...no podía ser verdad. Como iba a pasarme esto a mí? ...y en el 2020!...la enfermera salió disparada de la sala para hablar con algun doctor...y mientras......Fernando empezó a llorar rompiendo el silencio. No podía ser cierto!
Nos pasaron a otra sala, nos dijeron que habíamos perdido a David, no sabían que había pasado, pero estas cosas pasan.
Ahí me enteré de que la gente solo cuenta los casos exitosos, donde todo ha ido bien.
Y Daniel, nuestro hijo de 3 años, que vino con nosotros porque la guarderia estaba cerrada por el coronavirus y porque era otra ecografia más semana...preguntaba...Mamá, mamá ...por que el bebé está muerto? 
 
Y ahora? Ahora hay que sacarlo.
Como? Pues como otro parto...solo que vas a tener un bebé muerto, que no va a ir contigo a casa. 
Cuando? Pues en cuanto quieras. Esta noche, a las 20:00 entras en el hospital.
 
El parto duró 3 días a pesar de que el segundo se supone que es más facil.
Hubo varias complicaciones y ahí nos dimos cuenta de los muchos potenciales problemas durante un parto. Y que confiados estuvimos cuando nació Daniel.  Sinceramente, ahora tengo mucha menos confianza en los profesionales de la salud.
 
David nació con dos vueltas de cordón en el cuello, ...sería esa la razón? 
Nos dejaron verle, cogerle, pasar unos minutos con él, llorarle...
Accedimos ante la opción de analizar la placenta y hacerle autopsia, aunque en ese momento elegimos no hacerle funeral. 
Lo que sí puedo decir es que en la UAB estuvimos en todo momento en una sala privada y apartada de pap´s con bebés sanos recién nacidos. Y las enfermeras tenían muy claro nuestra pérdida. Aun así fue muy duro salir de la planta los dos solos y sin David. Tantos meses de ilusion, de planes, de preparar las cosas para su llegada se esfumaron sin aun tener tiempo de poder procesarlo.
 
Han pasado 10 días y aun le seguimos llorando varias veces al día. La situacion con el virus tampoco ha ayudado mucho, solo me he comunicado con el hospital por mensajes. Necesité ayuda para retirar la subida de leche y solucionar una yeast infectión que surgió después.
 
Después de leer La Cuna Vacia, me he dado cuenta de que hicimos bien en verle y tenerle unos minutos con nosotros. Hoy le hemos hecho un ritual, para volver a decirle lo tristes que estamos y el vacío que nos ha dejado. Y que nunca le olvidaremos, siempre estará entre nosotros. Espero que en un tiempo podamos ver las cosas con más serenidad y sin llorar. Aun es pronto.
 
Te queremos chiquitin!
Elena, Fernando y Daniel