857. Necesitaba escribirlo

Sobre: 
Parto Inducido
Categoría: 
Parto
Nombre padres: 
Carmen
Lugar de parto: 
Hospital fue Virgen de Altagracia
Lugar: 
Manzanares (Ciudad Real)
Año: 
2021

Miro a mi bebé en mis brazos y me es muy complicado pensar que mi sufrimiento mental está relacionado con el, porque solo me inspira ternura y amor. 

 

Fue mi segundo parto, pensaba que no podía tener un parto peor que el primero, 2 días de parto, dolores del infierno y sin epidural a pesar de que la oxitocina en vena fue en altas dosis, pero sí, sí que podía ser peor.

Ingreso para que me lo provocaran  …. Igual que mi primer parto…. Todo más o menos igual. Pero tras la oxitocina en vena decido que por favor me pongan la epidural. Se me sale el catéter y la anestesia no llegue a entrar nunca en mi cuerpo, pero la oxitocina si y en grandes cantidades.

En cada contracción me parto en dos, es un dolor tan intenso y doloroso creo que puedo morirme, me dejaba en tal estado de shock que el minuto entre contracción y contracción la vista se me nublaba, no podía articular palabras, la boca se me secaba y solo esperaba con resignación la siguiente contracción pensando que en algún momento la siguiente sería la última.

3 horas…. Minuto a minuto. Alrededor de mi 4 personas de blanco que solo hablaban y comentaban…. Tiene bien la saturación! Maja si se te ha salido la anestesia no es mi culpa, venga no cierres los ojos, contéstame contéstame… se lo está haciendo .

La habitación era minúscula, me faltaba el aire y no veía luz, solo mujeres frente a mí que no me dejaban empujar o morirme de dolor con intimidad.

La matrona, la auxiliar de enfermería, la Ginecologa y la anestesista que se paseaba comentando que nunca había visto un parto así en vivo y en directo, pero dejaba bien claro! Maja no ha sido mi culpa.

Menos mal que a mi lado capitaneaba de mi lado el, al que no solté la mano ni un minuto, me animaba, me daba aliento cuando me venía una contracción. 

Me pusieron a cuadrupedia me moría del dolor y de la vergüenza pensar que cuatro mujeres me estaban viendo literalmente el culo de dónde podía defecar en cualquier momento. Angustioso, penoso.

Cuando después de tres horas me pasan al paritorio nada más tumbarme me hacen un corte que alucine, y le dije… no

Si con mi hija no tuvisteis que rajarme, y me sueltan un… por si acaso, que el muchacho viene grande.

Las piernas dormidas, no podía otra postura, me colgaban y ya ni las sentía, el dolor en mi cuerpo era tal que pensé de nuevo que me iba a morir.

Mi marido me animaba, alentaba … todo saldrá bien! Ya verás, estamos preparado para todo, y dice la ginecologa … bueno a ver no se lo pongas tan color de Rosa que si tenemos que utilizar cosas….para ese comentario mejor callada no?

Cuando por fin sale, no tenía aliento ni a mirarlo, pero en seguida reaccioné y me lo puse al pecho y oigo el comentario de la anestesista que seguía por ahí comentando sin cesar… vaya maja menudo parto, pues dice la mujer nuevamente pero si se lo está poniendo ya al pecho que barbaridad! 

La auxiliar de enfermería! Como llora nace enfadado! Si vas a comentar en negativo Mejor callada y ya para terminar este relato… trozos de placenta se me quedaron centro, utilizaron unos utensilios en los que vi las pocas estrellas que ya me quedaban en el

Firmamento de dolor, me quejo con un !ay! Y dice la ginecóloga anda lo tenías que haber dicho que no

Tienes epidural y estos aparatos son como un caballo.

Aguantas lo que te queda o te paso al quirófano?

Aguanté y aguanto las imágenes de aquel día, del miedo a quedarme embaraza y tener que parir, y a soñar muchos de los días con ese día.