914. Mi experiencia de embarazo (pliegue nucal)

Sobre: 
Parir en tiempos Covid-19
Categoría: 
Parto
Lugar: 
Namiquipa
Año: 
2022

Mi experiencia de embarazo (pliegue nucal)

Quiero escribir un poco de la experiencia y de la situación que vivimos mi esposo y yo cuando muy emocionados fuimos a hacer el primer ultrasonido a las 12 semanas de embarazo.

En primer momento la ginecóloga solamente me permitió pasar a mí ya que era tiempo de pandemia, bueno sin más espera me realizó el ultrasonido y todo iba bien hasta que la doctora me dijo que veía la translucencia nucal aumentada y que era indicativo para un niño o una niña con algún síndrome; aunque la doctora fue muy cuidadosa con lo que me dijo yo ya desde ese momento sentí mucho miedo, unas enormes ganas de llorar, en realidad eran muchas emociones que no tengo palabras que describan lo que sentí en ese momento.

Para darle seguimiento la doctora me mandó con un médico fetal que me pudiera realizar ultrasonido de manera más detallada vaya y que me diera información más precisa. Para esto me mandó hacer algunos análisis de sangre para que los llevara a mi cita.

El tiempo pasó y fui a la cita con el médico fetal. Mi esposo y yo muy nerviosos solo veíamos la pantalla donde me realizaba el ultrasonido, el doctor explicaba cada parte de mi bebé y todo parecía normal. Llegó el momento de medir el pliegue nucal y el resultado 5.4, era mucho. Estaba muy elevado de los valores normales después de sacar varias conclusiones y de realizar su análisis me dijo que la probabilidad era alta para que mi bebé naciera con síndrome de down y sugirió que me practicara la amiocentesis y de esta manera saber, porque todo lo que realizan los médicos son datos generales son aproximaciones, son solamente probabilidades.

Mi esposo y yo no sabíamos manejar la situación, fue algo nuevo para nosotros pero la verdad es que al no tener de donde sujetarnos como que nos sentiamos solos y desorientados así que en ese momento nuestra fe nos dio un poco de tranquilidad encomendarnos a Dios, a nuestra madre la virgen de Guadalupe y a santo de las cosas perdidas san juditas tadeo. Pedíamos diario por la salud de nuestra pequeña le ofrecemos mandas que con el tiempo hemos ido cumpliendo era nuestra esperanza y le pedíamos que si era su voluntad nos diera fuerza nos diera sabiduría y nos guiara para el cuidado de nuestra hija.

Al fin y después de visititar a 3 médicos fetales el resultado fue el mismo y mi esposo y yo decidimos seguir nuestra fe y decidimos no practicar la amiocentesis y esperar a que se llegara el momento de que naciera nuestra hija. Pasaron los meses y nuestra familia fue clave, nos llenaban de fe y nos acompañaban, en ningún momento nos dejaron solos.

Fue hasta el 15 de Abril que se llegó el momento de conocer a nuestra pequeña y también de saber si padecia algún síndrome. A las 9 con 15 minutos mi niña estaba naciendo la revisó el doctor y hoy gracias a Dios mi niña tiene 1 año y 4 meses sana no padecía ningún síndrome.

Espero que ese corto relato les sirva de algo a las mamis que están pasando por algo similar.

Bendiciones