407. El nacimiento de Aris

Sobre: 
Parto Inducido
Parto Instrumental (PI)
Separación Madre- Bebé
Maniobra de Kristeller
Categoría: 
Parto
Nombre padres: 
Virginia
Nombre bebé: 
Aris
Lugar de parto: 
Hospital Virgen del Rocío
Lugar: 
Sevilla
Año: 
2013

Aris nació el 2 de Septiembre de 2013 a las 10:45 de la mañana… fue un bebé muy deseado, me quedé embarazada al segundo mes de intentarlo, a mis 37 años, con lo difícil que supuestamente es eso cuando ya tienes cierta edad… el embarazo fue genial, todas las pruebas dieron bien y en la eco de la semana 20 nos confirmaron que era un niño, y su padre dijo que se llamaría Aris… salía de cuentas el día 2 de septiembre, pero todo el mundo me decía que nacería antes, incluso en la última eco me dijeron que venía grande y que por tamaño estaba de una semana más y que pariría sobre el 26 de agosto, pero llegó esa fecha y yo estaba verde como una lechuga, me daban las contracciones de Braxton Hicks por la noche, pero siempre se me paraban cuando me acostaba, y así llegó el 31 de agosto, yo estaba como un tonel, no podía descansar porque tenía que levantarme a hacer pis cada hora y media, andaba como un pato y tenía los pies y los tobillos hinchados a reventar, esa noche las contracciones fueron un poco más fuertes, pero se pararon al acostarme; sobre las 4 nos despertó el perro porque había entrado una cucaracha por la ventana, me saltó encima y di un grito; busqué insecticida y la maté, volví a la cama, pero no podía dormirme, estaba incómoda, así que decidí levantarme a hacerme una infusión a ver si me dormía.

Nada más poner un pie en el suelo sentí que un líquido corría por mis piernas, encendí la luz y vi un charquito de líquido claro, desperté a mi marido y le dije que Aris ya estaba en camino; me duché, metí las últimas cosas en la bolsa, sacamos al perro y dimos un pequeño paseo antes de irnos al hospital; rompí aguas sobre las 5:30 del domingo 1 de Septiembre, y llegamos al hospital Virgen del Rocío sobre las 7 de la mañana… ahora me arrepiento de haberme ido tan pronto, no tenía apenas contracciones, pero te dicen que no debes esperar mucho, que hay que vigilar al bebé.

Cuando pasé al box y me reconocieron me dijeron que había dilatado un cm y que tenía el cuello del útero borrado, que iban a ponerme en monitores; me metieron en una sala, me tumbaron en una cama super incómoda, me pusieron los monitores y sentí como se me pararon las contracciones, esa postura no es para nada favorable, pero claro, lo importante es que las enfermeras estén cómodas, faltaría más…

A la hora o así vino un médico y me dijo que no había dinámica de parto, que esperarían 12 horas y que me dejaban ingresada por rotura de bolsa; me subieron a una habitación y me dijeron que me moviera, así que a dar paseos por el pasillo, yo estaba muy contenta porque pronto vería la carita de mi hijo; me llevaron el almuerzo y me lo comí porque sabía que la cosa podía durar bastante… a las 5 de la tarde me llevaron a reconocerme y me dijeron que estaba de 3 cm, en 12 horas había dilatado sólo 3 cm y que tenían que “ayudarme”, a ver, ya he dilatado casi un tercio, sin tener ni un solo dolor, estaba descansada y les pedí que esperaran a que oscureciera, que era cuando me empezaban las contracciones, pero me dijeron que no, que había riesgo para mi hijo… siempre se valen del miedo para hacer lo que les da la gana… yo ya sabía que me iban a endosar el pack completo: oxitocina, epidural, parto instrumental, posible cesárea, kristeller…

A las 7 empezaron a meterme la oxitocina, y a la media hora yo ya no aguantaba, esos dolores ya eran muy fuertes, y atada a una cama no es la mejor forma de soportarlos, así que en contra de mis deseos tuve que pedir la epidural porque veía que si no lo hacía iba a llegar muy cansada al expulsivo; me la pusieron mal y se me durmió  sólo medio cuerpo, mi marido llamó a una enfermera para decírselo y la muy bruja decía que la epidural era para calmar, no para quitar el dolor… tócate los piés… cuando por fin me la pusieron bien me sentí mejor pero la sensación de tener las piernas muertas me puso nerviosa… las horas pasaban, llegaban sanitarios que ni se presentaban y hala, a meter la mano… perdí la noción del tiempo y me quedé frita, sobre las 6 de la mañana vino un enfermero a romperme la bolsa, y digo yo, si no estaba rota, porqué había tanto peligro??? Luego se me pasó el efecto de la epidural y estuve como una hora soportando los dolores, creía que me moría, vinieron y me la volvieron a poner y sobre las 7:30 vino una matrona que me dijo que ya estaba en completa, y me preguntó si tenía ganas de empujar, le dije que no sentía nada, luego hubo cambio de turno, vino un residente, me dijo que empujara, lo hice y al rato vino un celador diciendo que me bajaban al paritorio, que iba a ser parto instrumental, me tuve que montar al potro, y me dijeron que fuera empujando, y que no sabía hacerlo; me hicieron firmar un papel en el que daba el consentimiento para que una alumna estuviera presente en el parto, entonces el ginesaurio empezó a explicarle todo como si yo no estuviera allí: metió las espátulas sin hacer episiotomía ni nada, y un enfermero empezó a empujarme la barriga, a la segunda que me lo hizo le dije que le iba a caer una demanda fina, que lo que me estaba haciendo era ilegal, en ese momento a todos les entró la prisa, no sé cómo salió mi hijo, sólo que estaba blanco como la cal y que no reaccionaba; tuve un desgarro que me llegó hasta 3 cm por dentro del ano; estuvieron una hora cosiéndome y el gine comentando que hacía 25 años que no veía un desgarro así; a todo esto mucha gente alrededor de mi hijo, yo preguntando por él y me dicen que se lo van a llevar a darle un poco de calor; cuando me llevaron a recuperación empezaron a darme muchos escalofríos y empecé a temblar mucho, veía a mi peque en una incubadora y a las pediatras muy nerviosas, me dijeron que se lo subían a neonatos, pero antes pude cogerlo 10 segundos y darle un beso gracias a que la pediatra me lo puso en los brazos… estuve horas esperando sin saber nada, me decían que estaban esperando a que quedara una habitación libre… cuando me subieron estaba sola en la habitación, y llegó mi marido y me dijo que el niño estaba ingresado en neonatos porque tenía anemia, un niño a término y que pesó 3,740 gramos tenía anemia… cuando me subieron en silla de ruedas a verlo y lo vi con tantos cables, ingresado en cuidados críticos, sentí que todo el peso del mundo se me caía encima…

Mi hijo sufrió una hemorragia craneal, hematoma subdural, shock hipovolémico, fallo renal agudo… tuvo que estar 72 horas con ventilación mecánica, tuvo que recibir transfusiones de sangre, toda su familia sufrimos lo indecible, pero mi campeón después de 15 días eternos ingresado, salió y pudimos llevárnoslo a casa… tuve un posparto horrible, se me soltaron puntos, me dolía lo más grande, tuve una mastitis porque me emperré en darle mi leche, sentía cómo mi hijo no me reconocía como a su madre, nadie me entendía…

Aris ya ha cumplido 18 meses, tiene revisiones de Maduración, Nefrología y Neurología… en su última revisión de neuro nos dijeron que como aún no habla me lo derivan a Atención Temprana, pero hay lista de espera, y con suerte, para cuando nos llamen ya dirá más cosas, ha empezado a decir “bien”, y “galleta” además de mamá y papá… tal vez tarde un poco más en hablar, pero está vivo, está sano, y su pediatra tras leer el informe de alta me dijo que era un milagro que estuviera vivo… ojalá ninguna otra madre tenga que pasar por todo esto…

Ni que decir tiene que se me han quitado las ganas de volver a ser madre, sé que si hubieran esperado hubiera tenido un buen parto, pero no quisieron darnos el tiempo necesario…