339. Mi segundo embarazo y parto

Sobre: 
Parto Vaginal (PV)
Categoría: 
Parto
Nombre padres: 
Margarita
Nombre bebé: 
Erik
Lugar de parto: 
Hospital Donostia de San Sebastián
Lugar: 
San Sebastián
Año: 
2012

Las semanas previas a dar a luz los podromos me machacan, no recuerdo pasar por lo mismo en el primer embarazo. Se que me sirven para preparar el camino pero no dejo de sentirme un poco desconcertada.....

En este segundo embarazo todo está siendo muy diferente, lo estoy viviendo conscientemente pero más de refilón que el primero por tener que darle atención también al mayor. 

Hasta el momento de los pródromos me siento muy segura, pero éstos me hacen tambalear un poco.

El dia 8 de Junio me levanto cansada después de una noche irregular con las consabidas contracciones y cuando salen mi marido y mi hijo a las 9 de la mañana por la puerta para ir al cole rompo aguas! Llamo a mi marido y le digo que vuelva para casa después de dejar al niño en el cole.

¡entonces vuelve a mi esa sensación de seguridad que había perdido semanas antes!

Me ducho y subo para el hospital inmediatamente porque me ha dado el estreptococo positivo.

Estando en la sala de espera ya empiezo a notar que las contracciones progresan rápidamente y que no me hace falta meterme en el planeta parto ya que me encuentro con una conocida y ando charlando con ella alegremente.

Me pasan a revisar y me dicen que el parto está en progreso, pasándome a la sala de dilatación que está junto al paritorio en un mismo cubículo y que tiene lo necesario para la intimidad y el parto normal que se necesita.

Hablo con la matrona que muestra una actitud tranquila y positiva sobre como quiero parir y me trae la pelota y la silla de partos.

Le digo que no quiero epidural y que la gine me ha recomendado parir a cuatro patas. Que el niño viene grande. Sin problemas.

Me tiene que poner vía para el antibiótico pero cuando ya pasa me la cierra (y no me molesta en ningún momento) y no tengo ningún problema de moverme porque el monitor tiene los cables largos y a mi me apetece estar en la pelota. Hay bañera para dilatar pero no me apetece porque sigo viendo que va muy rápido.

Me pregunta por la expulsión de la placenta y me da a elegir la forma que quiera. Como ya tengo la vía y los estudios dicen que es mejor me decido por la expulsión dirigida con oxitocina. 

Nos comenta lo de la donación de células madre del cordón y dice que no lo recomienda ("y que no me oigan" dice la matrona...jaja) porque es importante dejar que el cordón deje de latir por los beneficios para el bebe y q con la donación hay que cortarlo enseguida.

Aparece la gine, una chica joven, y justo viene la contracción, callándose ella hasta que pasa y luego me vuelve a hablar. Me dice que lo estoy llevando muy bien y que ánimo.

Mi campeón de marido también sabiendo estar en segundo plano apoyandome en lo que necesito. Se le ve muy emocionado viendo a su mujer con esa fortaleza (así me lo hace saber luego). 

La matrona me dice que haga lo que quiera en posturas,....y si necesito tacto que se lo pida y si no quiero sin problemas. Siempre lo que yo quiera. Me baja la luz y se queda en segundo plano callada. Yo ya empiezo a ver que la cosa está cerca y le pido el tacto.

Me lo hace yo de pie porque no quiero sentarme!! y me dice que ya estoy de 8cm y que es el momento de ponerse a cuatro patas. Ni siquiera paso al paritorio y hago el expulsivo en la zona de dilatación.

Tumbo mi cuerpo sobre el balón y agarrada en la cama enseguida noto ya que la cabeza se encaja. De ese momento ya son unos 10 min que voy empujando con control absoluto sobre mi cuerpo (el embarazo anterior di a luz en la silla y ahí note más descontrol del cuerpo).

Sale Erik sin ningún sufrimiento y yo no tengo ningún desgarro ni episiotomía. Lo flipan que con cuatro kilos y medio no haya roto nada a su paso. Me dicen que es un caso para comentar y me dan las gracias por haberles dejado vivir un parto asi!!! Por cierto, la gine está todo el expulsivo presente pero no interviene para nada (espero que las nuevas generaciones vengan bien aprendidas).

Me sientan en una silla y esperan a que deje de latir el cordón (unos 5 min) mientras me meten por la vía la oxitocina diluida y al poco de cortar el cordón sale la placenta sin ningún problema. (Y tengo que decir que tuve mucha menos hemorragia y que la matrona me ha dicho que el útero está yendo a su sitio más rápido de lo habitual).

Mi niño está muy bien y es precioso, su suave piel me hace olvidar instantáneamente el dolor vivido y se me engancha a la teta con mucha fuerza ya desde el paritorio. Le hacen las pruebas delante nuestro.

¡La matrona me dice que les he salido barata! ¡Que no he utilizado nada! Jajaja

Por lo tanto, rompí aguas a las 9 y a las 11.30 di a luz. Rápido e intenso pero no me desbordó. No necesité el planeta parto (como si me hizo falta con el primero) y control absoluto de la situación. Vamos una gozada de sensación, que creo que no es por casualidad. Ante el dolor, información.

Ahora viene la parte un poco mala: les pido el alta a las 24 horas porque me encuentro estupendamente pero me ponen pegas diciéndome que todavía no saben el rh del niño y que si da positivo que me tienen que poner la vacuna.... El tema es que es fin de semana y no quieren que me vaya sin hacer la prueba del talón. Les digo que voy el lunes para hacérsela pero se ve que para ellos debe ser más trabajoso.... ¡Encima que les quiero ahorrar! Debe ser que en Euskadi andamos bien de pasta..... En fin, podría haber pedido alta voluntaria pero lo dejé pasar....

La recuperación ha sido magnífica y la teta va muy bien, mi niño creciendo como un campeón. Yo también me he enganchado a él desde el primer momento!!!!