575. El parto de Eva

Sobre: 
Episiotomía
Parto Vaginal (PV)
Parto Inducido
Parto Instrumental (PI)
Separación Madre- Bebé
Maniobra de Kristeller
Categoría: 
Parto
Nombre padres: 
Alexandra
Nombre bebé: 
Eva
Lugar de parto: 
Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela
Lugar: 
Santiago de Compostela
Año: 
Desconocido

Vivimos en el siglo 21. Tenemos a nuestro alcance muchísima información, tecnologia y se supone que disponemos de muchos avances médicos. O al menos se supone. Aun de pequeña escuché historias sobre partos y como se traen los niños al mundo. Que es algo que solo las mujeres hacemos y que estamos preparadas para ello. Mi madre me lo contó siempre pero mi pregunta era siempre la misma "Eso no duele?" A lo que ella sonreía y me decía "Se te olvida pronto!"  Bien pues mi bisabuela era matrona. En su época las mujeres parían en casa en la intimidad y siempre junto a sus parejas o incluso a los hijos ya mayores. Me parecía una barbaridad parir "sin médicos" pero con el tiempo y ahora .... Ya no opino eso. 

Mi primer embarazo fue a los 21 años. Era relativamente joven pero como estaba con el amor de mi vida, me alegré. Bueno me esperaba que el embarazo fuera nauseas matutinas, vómitos y desmayos. Nada de eso. La gente que me conocía me decía que el embarazo me estaba sentando de maravilla que se me veía feliz. Pues lo era. Debido a que me cambié mucho de hogar y ciudad en esa época me llevaron el embarazo en Baza( Almería) luego en Hospital Huerta de la Reina( Córdoba) y al final en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela( Galicia). Bueno, en Almería las analíticas me salían perfectamente, FFP 20 junio. En Córdoba, con 5 meses de embarazo me dijeron que esperaba una niña y que mi FFP seria el 16 de junio. En Galicia ya seguia todo muy bien (estaba de 8 meses) y me dieron FFP el 14 de junio. Con tanto lio me olvidé de la fecha convencida estaba de que al llegar el momento rompería aguas como en las películas y que iba a ir corriendo hasta el hospital y en dos horas tener la niña conmigo. Le escogí el nombre Eva. Bien pues el 14 de junio iba a ser un domingo. Era sábado por la mañana cuando me desperté con dolor a las 5 de la mañana. Miré las contracciones venían cada 15 minutos así que no me asusté mucho ni tampoco desperté a mi marido ni nada. Me quedé en cama aunque ya no podía dormir. Mi niña estaba en camino!!! Al mediodía la cosa había pasado a 8 minutos y decidí acercarme al centro de salud. Me dijeron (sin mirarme ni nada) que aun estaba todo muy verde y que me fuera para casa y me tumbara. Así que alquilé unas películas y me fui para casa. Intenté tumbarme pero el dolor era muy fuerte. A la hora de comer no pude sentarme. Así que me tumbé y comí un poco en cama aunque no tenía mucha hambre. A las 23:00 de la noche me duché pero no mejoraba lo contrario el agua me hacía aun peor parecía que me quemaba la piel aunque no fuera tan caliente, así que me duché como pude y me fui a la cama a probar posturas. Me puse a 4 patas, me puse tumbada y de lado y me faltaba probar la postura murciélago colgada del techo pero nada funcionó. Decidimos ir al hospital. Mi suegra me decía que no estaba de parto pues no tenía ganas de empujar. Yo y ella nunca nos llevamos bien así que solo le dije que no entendía ella mucho de eso y que iba para el hospital. Me dijo que no fuera pues me mandarían a casa.

Llegamos a CHUS. A medianoche o por ahí. Por el camino las contracciones se volvieron un largo dolor continuo sin pausa. Me imaginé que era por la postura del coche. Pues llegamos. Entré por la puerta. Había mucha gente en urgencias y me cabreé. En ese momento pensé "¿es que están enfermos todos hoy mismo?" Me dejaron ahí de pie mientras mi marido les contaba que llevaba con contracciones muchas horas y que nosotros creíamos que estaba de parto. Me mandaron a la sala de espera!!!!! Hacía una calor insoportable la gente tosía y un señor mayor incluso vomitaba. No se si alguien se había hecho encima pero había tal olor ahí que salí al pasillo y con todo el dolor de rigor me arrimé a una pared. La señora de recepción sacaba la cabeza por la ventanilla y me decía con cara de aburrida "Señora siéntese que esto va a durar un poco hasta que despierten al ginecólogo !!!" Pensé que iba a morirme ahí mismo y me pensé seriamente en ir a otro hospital. Ya no se cuánto tiempo paso. En las contracciones me agarraba a una camilla que había ahí, gritaba tanto como podía y maldecía el estar ahí. Todos me miraban y me sentia horroroso. Un largo rato pasó hasta que llegó una señora mayor y me dijo que pasara a ver a la ginecóloga que no podia estar ahí así!!! Entré en una sala. La ginecóloga parecía un armario de mujer con cara de pocos amigos. Al lado de ella una enfermera pasada de los 50 años con cara de aun menos amigos. Me recibieron de mala manera. Me subieron a la camilla y la enfermera me hizo un tacto que me dolió muchísimo. Me dijo que no estaba de parto aun (!!!!!) y que me llevaran a planta. Me subieron. Mi compañera de habitación era mas joven que yo y ya había dado a luz. Su hija tenía cólicos y lloraba de manera desesperada y ellos claro no sabían que hacer. Eran muy jóvenes los dos. Su marido hablaba como el la cola del supermercado tratando de entenderse con su mujer por encima de los lloros de su hija y además encendían la luz cada dos por tres. Yo intentaba mentalizarme de que eso aun no había empezado y que debería no chillar tanto. Pero el dolor era insoportable. No conseguía concentrarme ni hablar con mi marido ya que como dije los otros hacían mas ruido que un super en la hora punta. Eran las 2 de la madrugada cuando pensé que iba a volverme loca ahí. Hacía mucha calor yo estaba sudando a mares mi compañera no conseguía tranquilizar a su hija y había gente entrando y saliendo. Le ofrecieron llevar la niña a la cuna para que ella pueda dormir y pensé que sería una solución pero ella dijo que no que quería a su hija con ella!!!! Pensé en decirle a la enfermera que iba yo a la cuna solo que me dejaran salir de ahí. A las 4 llamé yo a la enfermera. Las contracciones eran cada 3 minutos y estaba con los nervios por los aires ya que no había dormido nada y me cabreaba todo. Además el dolor era insoportable acentuado por el ruido la luz y el calor general. Me puso un enema y me dijo que me fuera a duchar. Lo hice no sé ni como. El agua me quemaba de nuevo y me daba más dolor.

Me bajaron luego a dilatación. Ahí creo que eran las 5 o las 6 de la mañana. Pedí un poco de agua ya que había sudado mucho y tenía sed. Me dijeron que durante el parto no se puede beber así que me dieron vaselina para hidratar los labios. El dolor era crudo pero no me dejaban cambiarme de postura en cama, me decía la enfermera como colocarme de lado y así permanecí hasta que se me durmieron las piernas. El monitor estaba puesto super en alto para que ella pueda escucharlo desde el cuarto de las enfermeras donde ella y sus compañeras estaban desayunando riendo y hablando. Ahí perdí la noción del tiempo. Mi marido no pudo pasar y yo estuve sola ahí. Gritaba de dolor pues la postura no me ayudaba mucho. Las contracciones venían fuertes cada 3 minutos. Me hicieron un tacto y me dijo que no dilataba nada y que dejara de chillar que aun no me dolía tanto. Qué sabía esa mujer?!? Pasaron horas. Entré en una letargia estaba agotada hambrienta y sedienta y entre contracción y contracción me dormía. Creo que el hecho de que estaba dormitando me ayudó un poco pues aunque seguía teniendo dolor lo llevaba mejor. La ginecóloga entraba a menudo a hacerme tactos. La puerta estaba abierta de par en par y cada uno que pasaba por ahí asomaba la cabeza. Qué corte!!! El sol ya entraba de pleno en la habitación cuando vino la ginesauria con dos hombres. Uno grande y bruto y otro algo mas pequeño pero igual de bruto. Me miraron un segundo y me dijeron que me iban a poner la epidural. Me senté en la camilla en postura fetal. Rezaba para que lo hicieran pronto antes de que viniera otra contracción. Pero ellos hablaban entre ellos de salir el finde o comer pizza o donde se comía mejor y más barato!!!! Me dio una contracción fuerte justo cuando iban a pincharme y a penas pude gritar "Esperad!" Luego no pude decir ya más nada por el dolor y ellos "Que te pasa? Tienes una contracción?" Nooooo! Que va solo estaba poniendo un huevo!!! Que iba a pasarme?!? Me pincharon que por mi alivio fue rápido ya que tengo pánico a las agujas. Luego me mandaron colocarme boca arriba y después se fueron todos. Intenté moverme para ponerme de lado pero se movió el monitor y la ginesauria entró furiosa y me dijo "Te tienes que estar quieta sino esto no registra las contracciones!!!"  El dolor era el mismo.

Al poco entró la gine con otra gine más ( o matronas no tengo ni ideea de quien eran no se presentaron ni nada) y me pusieron oxitocina. Cuando puse cara rara me dicen "Esto es para las contracciones para que las sientas mejor!" Estaba de guasa?!? La epidural no funcionaba así que con la oxitocina me subía por las paredes. Me di cuenta en un momento que frente a la cama, había un reloj muy grande!! Ahí vi que eran las 10 de la mañana!!!! De la mañana del domingo!!! 14 de junio. Le pregunté a la gine que me hacía tactos cada poco que si iba a durar mucho más y me dijo "Tranquila hasta la noche ya tienes a tu bebé!"  Noche?!? Estaba de 4 cm. Me horroricé, pensé que no lo lograría. Les comenté que la epidural no funcionaba y que tenía mucho dolor y me decían que eso no era dolor que solo era presión!!! Como pueden decirte como te sientes?!? Ese era y será el más crudo dolor que sentí en mi vida. Gritaba seguido, no podía parar quieta, el monitor pitaba seguido y yo sudaba a mares otra vez. Pasaron horas así cuando la gine me susurra "es que no se que pelvis tienes tú pero tu bebé no sale!" Me entró pánico. Empecé a gritar de manera increíble. En la habitación entraron 3 mujeres. Una de ellas se sentó en mi cama me abrió de piernas y me rompió la bolsa sin preguntar o avisar. Sentí el líquido amniótico salir. Me dio una contracción y entonces noté mas líquido aun. Me cambiaban los empapadores una y otra vez. Hablaban entre ellas nunca directo a mi o conmigo. Noté ganas de empujar. Se los dije y dijeron que no podía aun ya que no estaba más que de 4 cm.

A las contracciones escondía la cara en las manos me mordía los labios y gritaba con la boca cerrada. Me faltaba el aire la fuerza y todo. Estaba deshidratada. Entró la gine otra vez le dije que me mirara pues tenía ganas de empujar. Me miró y dijo estás de 8cm pero puedes empezar a empujar. ?!!??? Así hice. Solo que no estaba de 8cm sino completa porque al primer empujón mi marido me dice "La niña tiene tu color de pelo! Es rubia!" Puedes verla?!? Le dije. Eso me animó.  Mi bebé ya casi estaba ahí coronando. Entró la gine y me miró y dice..... Vamos a pasarte a paritorio. Por el camino seguí empujando a cada contracción. También pude ver los otros paritorios abiertos y a las mujeres desnudas cada una gritando gente entrando y saliendo que parecía la estación de tren del norte. Me subí yo sola al potro. Empecé a empujar. Me dijeron donde agarrarme para hacer más fuerza. Así hice. En la sala había como 10 personas. Muchas de ellas no tenían tarea alguna excepto mirar. Volví a empujar. De repente me sentí apretujada y el aire me faltó. Una pequeña se subió encima y me estaba haciendo la maniobra de Kriskeller. Dos veces. Con todo el dolor no me entraba el aire así que la cogí y la tiré al suelo literalmente! Me miró mal murmuró algo y salió del cuarto. Pero la gine aprovechó ese momento y me cortó.  Noté cada fibra cortándose, cada venita de mi periné estaba pasando por el filo de la tijera de esa bestia de mujer!!!! Empecé a llorar fuerte. No quería ninguna episiotomía!!! Me sentía capaz de parir a mi hija sin ayuda!!!! Y no!!! Me empujaron de nuevo la barriga y la niña salió sola. Se la llevaron enseguida( creo que para vengarse por haber tirado a su compañera). No la pude ver. Pregunté una y otra vez donde está mi hija y me dijeron "Ah, que era una niña? Ni siquiera miré!"  Luego me pincharon anestésico en el corte para luego coserme. Fue doloroso pero no tanto como la separación de mi hija.

Todo eso duró mucho. No podría decir cuanto. Al rato una enfermera salía para el pasillo y gritaba "El de fulana tantos kilos!" "El de la otra, tantos kilos!" "El de Alexandra (o sea la mia) 3,100g!"  Como en la pescadería!!!! Fue horrible. Me siguieron empujando la barrida para que saliera la placenta ya que era un día muy lleno y había mujeres dando a luz en el quirófano por no haber salas libres!!! O sea por prisa!!!! Me trajeron la niña después de 2 horas. Cuando me la pusieron el los brazos se calmo al instante y dejó de llorar. Así supe que era mía!!

Pasé luego a planta con mi niña y mi marido. Me quedé en cama y entonces empecé a notar que las piernas se me estaban durmiendo. Me quitaron los tubos todos y me dijeron que eso es por la epidural y que no pasaba nada pero que no me levantara!!! Mi compañera de habitación por fin había calmado a su hija pero estaba acompañada de por lo menos 10 personas cada cual más estúpida. Se pasaban la niña de colo en colo y por mi sorpresa seguía durmiendo. Llegó la noche y por fin pensé en dormir un poco. Di a luz a las 15:03 de la tarde. Me trajeron a las 17:00 un cafe con leche y 4 galletas de merienda. Después de 48 horas de parto!!!! Recuerdo que no me tomé el cafe porque quería darle el pecho a mi niña y no sabía si eso era bueno para ella. Comí solo las galletas que sabían a pies. Mi marido se fue y me trajo comida aunque no comí mucho la verdad. Estaba agotada. Por fin apagamos las luces y nos queríamos dormir pero..... La niña de mi compañera volvió a llorar toda la noche sin descanso alguno. Yo cogí a mi niña la abrace y así dormimos la primera noche. Entre los lloros de esa niña la calor y la luz encendida en la habitación. La episiotomía me dolía horrores. Me daban Nolotil pero poco hacía. No tuve ayuda alguna con la lactancia. Las enfermeras eran todas unas bordes ni un consejo nada. Fue una experiencia horrorosa. Recuerdo las palabras de mi madre "El dolor se te olvidará pronto!" No fue así. Aun recuerdo hoy todas las horas que pasé con el dolor increíble. Pienso que si hubiera estado en casa en otras condiciones quizás se hubiera hecho todo mas llevadero. 

El segundo embarazo fue peor y el parto..... Casi igual. Y aun pienso que en el siglo 21 las cosas van mejor ya que la medicina a avanzado mucho....