600. Reclamación Hospital de Manises

Sobre: 
Pérdidas. Siempre en el corazón
Reclamación / Agradecimiento
Categoría: 
Embarazo
Lugar de parto: 
hospital de Manises
Lugar: 
Manises
Año: 
2017

 

El pasado día 7 de febrero de 2017, acudo al hospital de Manises para realizar una revisión de mi gestación, encontrándome en ese  momento en la semana 12.

Como consecuencia de esta revisión, me indican que mi bebé “está paradito”, que murió la semana 11. En esos momentos nos encontramos en la consulta, mi pareja, mi hijo de 2,5 años y yo.

Me dan dos opciones: manejo expectante o legrado. Decido optar por el legrado. A partir de ahí, no se me dan más explicaciones, ni se tiene conmigo ninguna actitud de apoyo o consuelo por parte de nadie del personal especializado de ese hospital y únicamente se me cita para el día siguiente a las 8:30h, en ayunas.

Salimos del hospital como si me hubiesen dado el bofetón más grande del mundo, no entendíamos nada, NADIE nos ha explicado NADA, así que decidimos ir a un hospital privado a pedir una segunda opinión, con el consecuente desembolso económico que esto nos ocasiona.

A las 8:15h del día 8 de febrero, en el hospital de Manises me asignan una habitación y me dicen que espere. Pasado un rato, vino la ginecóloga de guardia y nos comunica que tenemos que esperar más tiempo ya que el quirófano tiene que ocuparse por una apendicitis urgente. Inicialmente comprendo que ante una urgencia vital, tenga que esperar un poco, a pesar de que he tenido que tomar medicación, MISOFAR, para dilatar, por lo que estoy con hemorragia vaginal.

Pasan las horas y lo único que nos dicen es que hay muchas urgencias ese día y que no hay ni quirófano  ni anestesista libre. ¡¡ Vaya, que mala suerte, cuando a mí lo único que me pasa es que llevo a mi bebé muerto desde hace una semana en mi útero!!    ¡¡Qué poco compresiva soy!!

A las 16h. aproximadamente aparecen dos ginecólogas (llevo unas 9h con hemorragia, sin poder ni siquiera beber, asustada y preocupada) estas ginecólogas de guardia me proponen el manejo expectante (les recuerdo que el día anterior opté por el legrado) porque según dicen, mi bebé es muy grande (11 semanas) para un legrado, (parece ser que ayer cuando me dieron a elegir, no era “tan grande”).

Empiezan a explicarme (con muy poco tacto humano) que con un legrado es posible que no pueda extraer entero, que lo tengan que cortar, que algún trozo no salga y me provoque una infección e incluso que después de este procedimiento, éste no sea suficiente y tengan que realizar además un legrado. ¿Se imaginan cómo me sentí y cómo se sintió mi pareja ante dicha información en un momento de bloqueo psicológico?

Decidimos mi pareja y yo que continuamos con el legrado, y empezamos a sospechar que lo único que quieren, es dilatar el tiempo para no decirnos que no tienen quirófano para atenderme. Llevo toda la mañana esperando el legrado y ahora resulta que por mi bien, lo más recomendable es el parto expectante(¿??). Suficiente dolor es perder a un hijo deseado, para que además tenga que parirlo con dolor y luego someterte a un legrado.

Finalmente sobre las 19h. (llevo 12h en la habitación, con sangrado, sin beber…) me practican el legrado en uno de los PARITORIOS y a las 22h me dan el alta hospitalaria y me voy a mi casa…….vacía por dentro y por fuera debido al maltrato institucional  sufrido.

Este retraso en el procedimiento quirúrgico, que me debieron practicar a las 8:30h, me ha hecho sufrir uno de los peores momentos de mi vida, he sentido que los profesionales que me atendieron, no tenían ninguna sensibilidad ante una pérdida gestacional y que el hospital de Manises no tiene recursos humanos ni técnicos suficientes para este tipo de intervenciones.

Por todo ello, quiero interponer una RECLAMACIÓN en base a:

  • El hospital de Manises carece de los medios necesarios para tratar a los pacientes de forma adecuada
  • El hospital de Manises carece de personal especializado suficiente para atender un legrado PROGRAMADO. Yo no fui de urgencia, señores, me citaron desde su hospital
  • El hospital de Manises, NO TIENE infraestructura suficiente para atender a sus clientes
  • Después de optar por el legrado, se intenta presionar para que elija la opción de manejo expectante
  • Quizás precise el apoyo especializado de personal cualificado en duelo gestacional (posibilidad que jamás se me ha ofrecido por parte de ese hospital)
  • No publiciten en su página web, que cuentan con un amplio equipo y 11 quirófanos. En mi caso no había ni quirófano, ni anestesista (¿?) Yo no lo entiendo. Para mí y por otras experiencias en ese mismo hospital, no es un hospital de referencia en cuanto al parto humanitario
  • Después de todo el dolor sufrido, hoy recibo una carta de su hospital con la resolución de libre elección y además me recuerdan que tengo cita para el taller obstétrico. La experiencia en su hospital no se me olvida y me encargaré de difundirla allá por dónde vaya.