776. Nacimiento de mi hijo: PARTO NATURAL Y SIN EPIDURAL

Sobre: 
Parir en tiempos Covid-19
Parto Vaginal (PV)
Categoría: 
Parto
Lugar de parto: 
Hospital General
Lugar: 
Elche
Año: 
2020
Quiero compartir con todos vosotr@s mi experiencia, mi resultado logrado. Conseguir que mi hijo nazca de manera natural y sin epidural. El 11 de marzo lo hice realidad.
 
Lo primero de todo tener muy claro el resultado a lograr y dirigirme sin cesar de dirigirme a hacerlo realidad. Tener el resultado en la mente durante todo el embarazo, establecer lo qué quieres lograr, la manera de hacerlo posible, teniendo en cuenta Todo, y poniendo un no al todo no en todas las cosas que van saliendo al cruce.
 
Ahora voy a relataros qué hice en lo que hice para hacer mi Resultado Realidad:
 
El 11 de marzo por la noche se iniciaron las contracciones mientras dormía, esas contracciones empezaban a ser regulares.
 
A las 8:00 h me levanté junto a mi marido y mi hijo, desayunamos y preparé a mi hijo para ir al colegio, mientras tanto una y otra contracción ya dolorosas iban sucediendo, eran bastante llevaderas.
 
A lo largo de la mañana se fueron haciendo más regulares y dolorosas. Lo fui llevando muy bien en casa, mi marido me presionaba la zona sacro-lumbar con una pelota de tenis y eso ayuda a aliviar el dolor, además de que hacía ejercicios circulares de la cadera encima de la pelota de pilates, de pie, o haciendo la postura del gato acompañada de círculos.
 
 
Cuando las contracciones se producían en un intervalo de tres minutos y medio, decidimos ir al Hospital. ¿Por qué no decidimos ir antes?
Porque no queríamos que empezasen a ponerme las correas para medir las contracciones y el latido del bebé, ya que, limita bastante el movimiento ni a hacerme tactos, que suelen ser dolorosos en general. Además, permanecer en casa el tiempo que puedas tiene muchas ventajas, te mueves como quieras y donde quieras con la seguridad y confianza de que estas en tu hogar.
 
A las 19:00 h. Entramos en urgencias maternales. Al llegar me dijeron que estaba de 5 - 6 cm, así que genial. Me felicitaron por el trabajo hecho en casa. En la sala de dilatación y ya con las cintas que registran las contracciones y las cintas que registran el latido del bebé, me sentaba en la pelota de pilates a hacer círculos con la cadera en cada contracción, mi marido con una pelota de tenis presionaba mi zona sacro-lumbar y me aliviaba mucho. 
 
 
Me hicieron al cabo de casi tres horas el segundo tacto, un poco antes de las 22:00 h. y ya estaba de 8 cm. Había llegado el momento, la matrona me dijo si aprietas y lo bajas vamos al paritorio, así que me dispuse, pujé y lo bajé lo suficiente como para que su cabecita asomará un poquito y fuimos al paritorio.
 
Me dirigí caminando por mis propios medios y muy contenta a la sala del paritorio, me senté y acomodé, eran las 22:00 h. en 10 min. al cabo de tres empujones mi hijo nació. 
 
Mi marido estuvo todo el rato conmigo y en todo momento, colaborando y ayudándome. Cuando mi hijo nació me lo pusieron encima piel con piel y en seguida se cogió al pecho a mamar.
 
El parto natural y sin epidural es la mejor manera de dar a luz a tu hijo, conectando con tu cuerpo y Dirigiendo tú tu parto, de la manera que quieres, controlando tú la situación en cada contracción y en cada momento de pujo. Es el estado de presencia al 100%.
 Mi hijo Elián David es un niño sano y fuerte, nacido de un parto natural y sin epidural.