644. Mi parto, historia de Karen

Sobre: 
Episiotomía
Parto Vaginal (PV)
Parto Inducido
Parto Instrumental (PI)
Parto después de Cesárea (PVDC)
Categoría: 
Parto
Nombre padres: 
Karen
Nombre bebé: 
Moro
Lugar: 
Buenos Aires
Año: 
2010

En 2010 tuve mi primer bebé Ciro, en ese entonces tenía 19 años.

Mágicamente en la semana 36+6 rompí la bolsa en mi casa. Alrededor de las 7am me baño desayuno y voy al sanatorio con 1cm de dilatación. Me colocan oxcitocina a las 18hs, no podía más del dolor y tenía 4cm de dilatación. Pido a gritos una cesarea, no podía más de los dolores de las contracciones y todos diciendo q no dilataba. Me hacen la cesarea.... 6 años después busco mi segundo hijo Moro. Con él me encontraba con 27 años, en tercer año de licenciatura en obstetricia y mucíisimo más empoderada que a mis 19 años.

Desde el minuto 1 sabía q iba a tener parto vaginal lo deseaba tanto. Era increible pero las semanas pasaron 38,39,40 la angustia y tristeza de que no se desencadene solo es terrible... por favor pedía. Una semana más, una semana más, haciendo los monitoreos y sintiendo todos los días a mi hijo era suficiente.

Dias previos al nacimiento de Moro estaba con 3cm de dilatación, mi médica me propone que el 5 de abril con 41+1 semanas me interne que me iba a dar un aventon y ayuda, solo 2 unidades de oxitocina y siempre estando controlada. Mi idea era esperar hasta las 42 semanas pero acepté lo que me propuso así que así fue como me interné, colocaron el suero y empecé a tener contracciones de trabajo de parto, tan suaves que ni me daba cuenta. Eso sucedió a las 11am, a las 2 hs me tactan y estaba con 6cm, me consultan si quería que me rompan la bolsa porque no estaba trabajando bien y yo que estaba super ansiosa dije sí. Ahí empecé a sentir las contracciones terriblemente lo cual me dan la opción de ponerme un poco de anestesia y yo accedí sin poder practicar ningún ejercicio ni nada, el dolor lo era todo aunque hoy en dia quisiera cambiar esa palabra por molestias.

Cuando me ponen la anestesia gracias a dios no sentí dolor y podía sentir igual las contracciones y como iba bajando mi bebé y las ganas de pujar fue algo hermoso. No tengo palabras para expresar lo que se siente eso!

Lo estaba haciendo y así nació mi hijo por el tan ansiado parto vaginal después de cesarea, no lo podía creer! Fui feliz en ese momento y agradecía dios y a la vida.

Lamentablemnt tuve una episiotomia que si no fuera por eso podría decir que fue soñado mi trabajo de parto, parto y post parto.

Espero sirva mi relato, ojalá las mujeres puedan empoderarse y los agentes de salud puedan brindar la información correcta y necesaria a todas las parejas embarazadas del mundo. Nunca voy a saber si en esos 6 días, días que faltaban para la semana 42, se hubiese desencadenado espontaneament mi trabajo de parto, pero de todo se aprende y así seguiré aprendiendo de todas mis experiencias. Seguro hay varias cosas que hoy cambiaría pero las sé hoy . Sigamos firmes en respetar nuestros embarazos, partos y niños ❤️