863. La llegada de Amparo

Sobre: 
Parir en tiempos Covid-19
Parto Vaginal (PV)
Parto Inducido
Categoría: 
Parto
Nombre padres: 
Lys
Nombre bebé: 
Amparo
Lugar: 
Coquimbo Chile
Año: 
2021
Me gustaría compartir mi experiencia ya que saber de otros partos me ayudó en la preparación del mío. Tengo diagnóstico de lupus, por lo que mi embarazo y parto fueron de cuidado y sin duda, muchas cosas ocurrieron como no esperaba (inducción, epidural), sin embargo me propuse aceptar lo ocurrido con humildad, ya que sentí que todo fue realizando con profundo respeto y consideración.
 
Han sido días tranquilos, llegaríamos juntas en el embarazo hasta la semana 39+1, sin embargo decidiste adelantarte y darnos la fortuna de conocerte 5 días antes. El día miércoles 24 de julio, en mis 38+2 semanas de embarazo, pasamos una linda y regaloneando mañana, cocinabamos junto al papito unos ricos porotos cuando a las 13 hrs comenzó a caer un líquido transparente de mi interior y si!! Se había roto mi bolsa... Me tomó por sorpresa (no sabia si me había hecho pipi o se relacionaba contigo) y luego cuando tuvimos la certeza que era líquido amniótico senti calma, una tranquilidad difícil de explicar, pero era lo que quería entregarte para tu llegada. Ese día en la mañana, como si hubiese adivinado que llegarías, terminé de ordenar nuestros bolsos y dejar todo listo. Por lo que despues que terminé de arreglarme y bañarme y tu papito almorzó, nos sacamos la última foto, nos abrazamos fuertemente y partimos al hospital a encontrarnos con la matrona y todo comenzó.
Quisiera plasmar los detalles para no olvidarlos, como una película que no queremos olvidar. Quiero conservar los detalles, las sensaciones, los olores, colores, palabras, dolores que me calaron profundo, hasta el alma, de exquisito e intenso.

Me hicieron el ingreso desde urgencias a una sala de revisión, el cuello del útero estaba cerrado, solo caía líquido y no sentía contracciones. Temimos que vendría una cesárea pero ya estábamos entregados a lo que tuviera que pasar. La matrona y ginecólogo decidieron luego del monitoreo, a pedido nuestro, intentar una inducción, por lo que nos fuimos a sala de pre parto. Tu papito nos dejó ahí y por la pandemia no podía quedarse, sin embargo le autorizaron (por ser funcionario) a hacer rondas periódicas. Tuve que ducharme y desinfectarme el vientre, ponerme una bata y pantuflas e irme a una pequeña sala para mi sola, cerrada con una cortina (15:10). Me pusieron una pastilla de misopostrol para inducir el parto, creo que la técnica de hamilton y una vía que me dejó inflamadas y morada ambas manos por más de 15 dias.
Pasaron las horas y las contracciones comenzaron a aparecer y con ellas el dolor se hizo presente (16:12), tu papi me dice "hazle cariñito a nuestra bebe" y le digo que "he tratado de respirar harto para que este tranquilita y no se asuste" (por WhatsApp).
Todo comenzó de manera más evidente aquí. Me mantuve serena, contenta, escuché mucha música (drexler, aznar, silvio) y canté, respiré lenta y pausadamente para que pudieras oxigenarte bien, después de todo, el proceso lo vivimos las dos juntas, tu desde mi interior, yo desde el exterior. El dolor no era importante, estábamos en paz.
La hora avanzaba y sentía hambre ("me comería una bomboburguer, será lo primero que coma cuando pueda, mi premio"), no me autorizaron a comer más que gelatina pero me comí un alfajor escondida. Contracciones en nivel 2 o 3, "cuando vienen son intensas... respiro... se van" y deseo empezar a moverme, sin embargo no puedo usar la pelota por el riesgo de infeccion, estoy sentada como Budai (17:28)y me empiezo a mover de a  poco. Llega mi amor a acompañarnos (18.50) y las contracciones son cada vez más fuertes pero nos reímos, su compañia me ayuda a respirar y a que sean más llevaderas. Conversamos, reímos, nos amamos y te amamos. A las 20 tiene que volver a salir y dolor de las contracciones es realmente fuerte, pierdo un poco los recuerdos, intento sentarme en una silla para pasar el dolor en cuatro apoyos, alivia un poco sin embargo el dolor es intensísimo. Vuelve mi amor a las 20.50 hrs y el dolor parece apenas llevadero. La matrona me indica que un poco antes de las 10 verá la dilatación y posibilidad de anestesia,  pues ella cree que estamos en 2 y nos miramos con el papi, me da el valor para esperar un poco más,  sin embargo siento que no aguanto. Me examina de inmediato y resulta que estaba en 5 de dilatación, por eso tanto dolor, pide de inmediato la anestesia sin embargo tarda horas en llegar.
En este momento, pierdo la noción del tiempo, no se cuanto tiempo pasó, solo se que todo se tornó en dolor, respiración y contención. Sí, tu hermoso padre  nos acompaño en todo momento, me contuvo como nadie, me afirmó en los dolores más fuertes, los anticipó mirando el monitor y masajeó mi espalda baja para ayudar a pasar el dolor. Yo grité, vocalice, lloré un poco y sentía en cada respiración una lucha, como una lucha por tu vida, tenía que respirar para que pudieras oxigenarte y eso me animaba en medio del intenso dolor, sentía que no podía más pero me hice más fuerte.
Llegó la anestesia a las 22.45, 8 centímetros de dilatacion que no fueron poco y a las 23 hrs ya sentía un gran alivio. Llegó el doctor para la revisión final (23.29) y tuve que comenzar a pujar.
Exactamente a las 00:00 nos vamos a la sala de parto, paso en una camilla, tu papi se esta vistiendo para el momento, lo veo al pasar y llegamos a una sala impecablemente limpia y ordenada, todo pre programado y me pasan a la camilla de parto. Pido sentarme y quedo en posición semi sentada, el dolor disminuyó, ya no siento las contracciones pero si un dolor en la zona de la pelvis y una gran presion por los deseos de pujar que me invaden.  Mi cuerpo y alma te llaman con todas mis fuerzas y llevo la sensación de tener que tomar tu mano y atravesar juntas un túnel oscuro, túnel en que pasas tu a la vida.
Vida maravillosa y afortunada la nuestra por tu llegada.
Se me hace difícil pujar, no siento las contracciones y la matrona me comienza a guiar, sin embargo estoy exhausta. Pujo 4 veces con todas mis fuerzas y con ayuda de tu papá y siento que no puedo más, el ginecólogo nos mira y hace un gesto que en el fondo indica que hará una episiotomía para que puedas salir. No siento nada y me piden un último esfuerzo. En mi mente pienso que si no sales ahora no lo lograré, y de un impulso siento que logras salir!
Llegas al mundo a las 00:22, te aferras con todas tus fuerzas, veo como apareces desde dentro, un gemido y aparece tu cabecita, ojitos, cachetitos y una guatita exquisita, tu papi corta el cordón y te envuelven en una sábana caliente. Te ponen en mi pecho y es la sensación más hermosa de toda mi vida, te miro a los ojos y estoy dispuesta para ti por siempre. Te acurrucas en mi pecho y te quedas tranquila contemplando.

Llegas al mundo a las 00.22, con 3.640 kilos de puro amor y 51 cms de largo (que al parecer son 49), pasaos unos 20 o 30 minutos juntas y te llevan para tomarte un electro en compañía de tu papi, me quedo sola en la sala de recuperación y lloro de tanta emoción... Nos encontramos los tres por fin más o menos a las 2. Nos vamos a la habitación y paso la noche en vela, no me canso de observar tu hermosura!