501. Cuando la mala praxis destruye sueños y encuentros

Sobre: 
Parto Inducido
Cesárea
Separación Madre- Bebé
Reclamación / Agradecimiento
Categoría: 
Parto
Nombre padres: 
Laura
Lugar de parto: 
Hospital General de Fuerteventura Virgen de la Peña
Año: 
2015
El día 4 de agosto de este año tuve a mi hijo mediante cesárea. En el embarazo tuve diabetes gestacional, mas el endocrino y su enfermera no llegaron a dar con las unidades exactas de insulina para controlármelas. Mi FPP era para el 9 de agosto y el día 3 me lo provocaron por DIABETES MAL CONTROLADA -así lo pusieron en mis documentos (no sé si significa mal control por mí o por ellos).
 
Mi pregunta es porque el día 31 de julio entregué mi plan de parto (la matrona me asesoró que hiciera uno para que por protocolo no me separasen del bebé nada mas nacer por el tema diabetes): se saltaron todo el plan de parto. Me puse de parto el día 3 a las dos horas de que me pusieran el propex, me rompieron la bolsa, cosa que no quería, me hacían tactos cada hora y poco y yo pedí que fuese cada cuatro horas. La habitación estaba llena de gente mirando y que no hacían nada en mi parto y en el plan de parto pedí que solo estuvieran los médicos necesarios.
 
Cuando ya me di cuenta de que estaban siguiendo un protocolo, pregunté por mi plan de parto y me dijeron que allí no había nada. Les cedí una copia que tenía en mi carpeta y desde ese momento todo se volvió en mi contra. Dilaté en 7 horas, empujé casi 4 horas y tuvieron que llamar a la ginecóloga porque el bebé no descendía, estaba mirando hacia mi barriga en vez de hacia mi espalda y decían que así no nacería entonces me dijeron que tenían que hacerme cesarea de urgencia. La ginecóloga me hablaba a traves de mi matrón. Me dijo que como hice un plan de parto lo iba a respetar y hacerme esperar las 4 horas para la cesárea porque ella no quería denuncias. Le dije a mi matrón que podía revocar en cualquier momento cualquier punto el plan de parto y, al decírselo a ella, se negó a hacerme la cesárea de urgencia en ese momento. Ella me dijo que yo no ESTABA EN MI SANO JUICIO para decidir y por más que lloré no me la hizo. 
 
A las 20h seguí intentando empujar, como me recomendó mi matrón, para intentar tenerlo vía vaginal, ya que me dijo que así se podía girar, y finalmente la ginecóloga volvió a la habitación a las 00:45 de la noche porque no avanzaba. Mi matrón me dijo que me preparara porque me iban a castigar por mi plan de parto, pero que él iba a ayudarme lo más que pudiera. Cuando me estaban preparando para quirófano, me dijeron que estaría sola porque estaba prohibido entrar a cualquier familiar, echaron a mi pareja de paritorios, bajé a quirófano y entré sola. Me ataron las manos en la cesárea (pedí que no lo hicieran en el plan de parto).
 
El bebé nació y no me lo enseñaron nada más nacer sin limpiar como pedí y también pedí que me lo pusieran encima para iniciar la lactancia materna y no lo hicieron. El bebé nació, lo escuché llorar por 10 o 15 minutos y, cuando me eché a llorar por no verlo, me lo enseñaron envuelto en la toalla, limpio y solo me dejaron darle un beso, porque dijeron "nos lo llevamos a pediatría urgentemente porque la diabetes le ha afectado muchísimo, es un bebé muy grande".
 
Al final mi hijo no tuvo ninguna bajada de azúcar en su ingreso en pediatría. A mis familiares en la sala de espera les dijeron que yo estuve un buen rato con el bebé encima abrazándolo y eso no fue así. Pasé a reanimación y también estuve sola. Me sentí vacía sin mi hijo y sin que dejaran pasar a algún familiar. El anestesista, viéndome llorar, se acercó con mi plan de parto y me dijo que para la próxima me pensara en decirle a los médicos qué deben hacer, leyó la parte de la maniobra de kristeller y me dijo que "qué sabré yo de esas cosas, que cómo iba a prohibir a profesionales que lo hicieran, que en un momento determinado eso me puede salvar la vida a mí o a mi hijo"... y así con muchas cosas más.
 
Me sentí mal, aún me sigo sintiendo mal. Me sentí tratada como si fuera un trozo de carne, que hacían conmigo lo que querían, como si yo no tuviera sentimientos. El día que tenía que ser el más feliz de mi vida se convirtió en un infierno. Pedí los papeles del parto hace un mes y pusieron que en el parto hubo lactancia materna... estuve dos semanas llorando tras el parto porque no me lo dejaron al pecho ni me ayudaron en el hospital. Le dieron biberón en todo momento y una matrona antes del parto me dijo que en pediatría le pueden dar en un vasito la leche para que no cogiera biberón, a la hora del ingreso en pediatría me dijeron que eso es muy antiguo y que no se hacía. Pedí que no pusieran chupete en el plan de parto ni que tampoco lo bañaran y, cuando le hicieron la prueba del oído, la doctora que se la realizó volvió a la habitación con el bebé con una chupa y dijo "le puse chupa porque no paraba quieto". No dejaban entrar a mi pareja a las pruebas que le hacían ni a mí tampoco. Cuando pedí el alta voluntaria a los tres días porque no aguantaba más, no me dejaron pasar con mi bebé a la revisión que le hacen antes de irse. Todas las mañanas las enfermeras entraban, cogían la cuna y decían "me lo llevo a bañarlo".
 
Me sentía mal, sin voz, cohibida, lloraba a cada minuto, por eso pedí el alta. Hay muchas más cosas importantes que pasaron, pero mi pregunta es si tengo derecho a denunciar lo que me pasó porque me han dicho que ponga una reclamación y a ver qué contestan pero no sé qué hacer.