Susana Rodrigues Linares

Residencia: Valencia
Profesión/ocupación:
Ingeniero Industrial

Me llamo Susana, soy luso-venezolana pero llevo +14 años en España. Madre de una niña y un niño.

Tras acompañar hace unos 15 años a mi hermana en su parto, sólo durante la dilatación, presenciar lo que sufrió mi hermana con el gotero de oxitocina puesto, que le provocaban unos dolores que le hacían perder la razón, retorcerse en la cama de dolor, suplicar que le sacaran a su bebé...aunque llegué a ver eso como “normal” no me gustaba nada lo que veía y sentía. 

Llegué a “El Parto es Nuestro” cuando me quedé embarazada de mi primera hija, recordé y recuerdo ese acompañamiento, me pongo a buscar información y preguntarme si “¿puedo negarme a la oxitocina? mi respuesta es que os encuentro, a partir de entonces comencé a informarme sobre las buenas prácticas en la atención al embarazo/parto/nacimiento, acudía a las reuniones del grupo local de Valencia.

 

Aunque el parto/nacimiento de mi primera hija, hospitalario, a pesar de mi desconfianza en cualquier hospital, no fue tal cómo yo lo esperaba, sí tenía mucha información pero no interiorizada como debía, tal vez por eso mi primera experiencia fue la que fue, debido a ello me confirmé en que mi próximo parto sería en casa y así ocurrió, fue un parto precioso asistido por unas profesionales estupendas. Entre estos dos embarazos/partos sufrí una pérdida gestacional, la cual me hizo conocer el lado oscuro, triste de la maternidad.

 

No sé si fue después del acompañamiento a mi hermana o en mi primer embarazo que recordé que con 17 años veía una serie televisiva de los EEUU, en la cual transmitían partos, y tampoco me gustaba lo que veía: "habitación llena de gente, batas azules, bebés lejos de sus madres...”sólo pensaba “qué horror parir así y pobres bebés, yo así no quiero ser madre”, cuando recordé ese suceso me di cuenta que, aunque la sociedad me mostraba como normal todo ese intervencionismo algo dentro de mí me hacía rechazarlo, supongo que es lo que llamamos instinto.

Me emociono con cada relato de parto, me duelen las madres y bebés, familias que son separados o tienen un encuentro poco amable, por ello en la medida de lo que puedo, se me permite doy a conocer mi saber a quién me lo solicita.

Encantada de conocer y pertener como socia desde hace 2/3 años, asistir a las reuniones del grupo local de Valencia desde hace cinco años, la edad de mi hija mayor.