Eva Jiménez

Residencia: Begues (Barcelona)
Profesión/ocupación:
Bibliotecaria - Documentalista

Soy mamá de dos niñas, la mayor cumplirá pronto 5 años y la pequeña tiene 2 años. Conocí EL PARTO ES NUESTRO cuando estaba embarazada de la mayor y devoraba todo lo que caía en mis manos sobre libros, revistas, webs, de maternidad, embarazo, etc. Leyendo un libro que me compré "Que se puede esperar cuando se está esperando" (es una traducción de un libro en inglés) vi que hablaban en un capítulo sobre redactar un "Plan de parto" me quedé muy sorprendida ya que nunca antes había escuchado o leído nada similar. Ni siquiera mi ginecólogo me lo había mencionado en ningúm momento, ni ninguna otra mamá que conocía me lo había nombrado. Con mucha curiosidad me puse a investigar en internet para ver si eso que había leído en el libro era realmente algo que estaba protocolizado o no en los Hospitales aquí en España. Así encontré la web del Parto es Nuestro y la encontré realmente ÚTIL. Me leí el apartado donde aparecían las estadísticas de cesáreas según hospitales y comunidades autónomas, y ahí empecé a ser consciente del "riesgo" y el miedo que nos hacen tener cuando llega la hora de nuestro parto. Yo no quería tener una cesárea, sólo en el caso que fuera estrictamente necesario. Le comenté a mi ginecólogo sobre lo del plan de parto cuando ya estaba de unos 7 u 8 meses y a pesar que no me objetó nada tampoco le vi que me diera más información. Simplemente le acabé comentando lo que no quería que fuera. Él me dijo que estuviera tranquila y asintió a todo lo que le dije. Pasó el tiempo, y yo no me ponía de parto... al final me dijo que me lo tendría que inducir...y así fue... El parto de mi primera hija fue inducido, me sentí manipulada y sin apenas control de todo lo que me pasaba... por suerte pude tener un parto vaginal y bastante rápido al final. Pero no fue el parto que yo quería haber tenido.... Cuando mi hija tenía 18 meses me quedé embarazada de mi segunda hija, y desde el principio tuve claro que este quería que fuera diferente. Me llevó el mismo ginecólogo pero esta vez fui a parir a un Hospital público del qual ya tenía buenas referencias (mi primer parto fue en un hospital privado).... Y conseguí ponerme de parto yo sola esta vez :) QUÉ DIFERENCIA! con los dolores, la evolución, todo! Estuve en una sala para mi sola, amplia, con mecedora, con una pelota de esas grandes de gimnasia para poder dilatar... si bien es cierto que me dejaron bastante rato sola (mientras mi pareja hacía papeleos, etc.) me sentí bastante más respetada. En el parto me atendió una comadrona y el ginecólogo estuvo presente pero solo para ver que todo se estaba desarrollando sin problemas. Me sentí satisfecha de poder haberme puesto de parto por mi misma y conseguir dilatar sin anestesia epidural hasta los 9 cm... ahí ya no pude aguantar más el dolor y me la pusieron... a dia de hoy me arrepiento de no haber aguantado más el dolor... estoy segura que lo podría haber conseguido, pero en aquel momento no me ví capaz. El objetivo de hacerme socia es el poder contribuir con mi granito de arena a poder difundir entre las mujeres, embarazadas y otras que quieran ser madres, que tenemos la opción de poder decidir sobre nuestro parto a pesar que no siempre los profesionales nos informan de ello. Yo estoy muy contenta con mi ginecólogo, es una persona que transmite mucha tranquilidad y confianza, pero si es cierto que creo que en general nos deberían informar más de todas las opciones que nos podemos encontrar en un parto para poder elegir. También me gustaría que la atención fuera más personalizada y cercana. Un saludo,

http://mamadescubriendose.blogspot.com.es