Las entradas de Angela Mueller

Por I.O. Desde luego que no fue algo planeado. A mis hijos mayores apenas les amamanté unos cuantos meses, menos de un año. Por aquel entonces yo ya pertenecía a Via Láctea, un grupo de apoyo a la lactancia y conocía a unas cuantas madres que habían amamantado uno o dos años. En ese grupo escuché que una madre conocida seguía amamantando a su hija de cuatro años y recuerdo que pensé para mis adentros “¡qué barbaridad, esa se ha pasado!”. Así que cuando tuve a mi tercer hijo, una niña, calculé que estaría bien llegar al año, pero ni siquiera me lo planteé como objetivo. Si algo tenía claro era que la lactancia esa tercera vez no se iba a convertir en un sacrificio ni en un esfuerzo titánico. Todavía recordaba nítidamente la sensación de alivio que había experimentado con el destete de mis hijos.

26 Mayo '10 · Relatos de Parto

Por Candy Tejera Actualmente la mayoría de las mujeres occidentales no presenciamos más partos que los propios. Bueno, y los que salen en televisión, pero esos no cuentan, porque no son realistas. Están llenos de tópicos, son todos medicalizados y explotan siempre el lado más dramático para captar la atención del espectador. Antes se paría en casa. Las mujeres nos apoyábamos las unas a las otras en esto de parir y lo raro era lo contrario, es decir, que una mujer no hubiese visto nunca uno o hubiese acompañado a su hermana o a una vecina durante el mismo. Ahora lo más parecido que tenemos para hacernos una idea de cómo es parir, son los relatos de parto. A mi me encantan. En nuestra página web tenemos muchos relatos de este tipo, gracias a mujeres que nos han transmitido generosamente su historia.

02 Mayo '10 · ¿Porqué no separar?

 Por Candy Tejera. Los recién nacidos deberían poder estar desde el primer momento sobre el pecho de su madre, piel con piel, en un ambiente tranquilo e íntimo que favorezca el inicio de la lactancia materna. Pero los protocolos hospitalarios se interponen entre ambos, los separa con infinitud de excusas y les priva de ese primer contacto crucial. Pero ¿por qué no se debe separar a la diada madre-bebé?

  ¿Realmente son inocuas las ecografías? Hace tanto que las ecografías se han incorporado a la práctica obstétrica que se asume que no dañan al bebé. Sin embargo hace ya años se comprobó por ejemplo que la exposición a los  ultrasonidos aumentaba las posibilidades de que el bebé terminase siendo zurdo (Kieler 2001). Ahora que comienza a aumentar la alarma por el aumento de diagnósticos de autismo algunos investigadores se preguntan si los efectos de las ecografías (calor y vibraciones) en los tejidos cerebrales no tendrán algo que ver.

Etiquetas: 
Categoría: 

por Candy Tejera Suelen producirse tras partos instrumentales o cesáreas. Muchos hospitales contemplan en sus protocolos el tener a los bebés en “observación” durante un periodo de tiempo arbitrario (desde horas hasta días completos) cuando el nacimiento ha tenido lugar en estas circunstancias, independientemente de que el niño presente algún síntoma que evidencie la necesidad de tal “observación”. Por una parte, al obrar así, están poniendo algo de manifiesto, que abiertamente muchas veces se niegan a admitir: Que nacer por cesárea no es inocuo, y que si ha sido necesario recurrir al instrumental es porque las cosas no se han desarrollado correctamente.

Páginas