Septiembre 2021

Dentro de la campaña para erradicar del uso del Haloperidol en el parto, escribimos a la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) informando de la gravedad de la situación, solicitando saber si desde dicha agencia estaba autorizado su uso durante el parto y su implicación para erradicar esta mala praxis que consideramos una forma de violencia obstétrica.

Esto es lo que nos han contestado:

Etiquetas: 

Entre los objetivos de El Parto es Nuestro se encuentra, desde su fundación, promover un cambio en los planes de estudios de matroneria para lograr que sea una especialidad independiente de enfermeria. En estos días en los que se debate en los medios sobre como erradicar la violencia obstétrica nos parece importante recordar este objetivo. Para erradicar la violencia obstétrica no solo necesitamos tener muchas más matronas, sino promover un modelo de formación y desarrollo de la profesion de las matronas que, a semejanza de otros países europeos, permita su independencia y reconocimiento de su papel como principales expertas de la atención al parto, nacimiento y lactancia asi como a toda la salud reproductiva.

Por ellos nos parece interesante difundir este texto de una matrona que aboga por este modelo.

RAZONES Y NECESIDADES PARA UN GRADO INDEPENDIENTE DE MATRONA

Por Nacho Matute Albo, matrona.

Categoría: 

El Parto es Nuestro denuncia que tras más de 18 meses conviviendo con la pandemia derivada de la emergencia sanitaria por la COVID19 las mujeres continúan entrando solas a las consultas de seguimiento de su embarazo, sin que se hayan actualizado protocolos que mejoren la atención a este colectivo. La falta de acompañamiento significa dejar SOLA a una mujer en un momento clave de su vida, desprotegida y vulnerable (incluso pudiendo tener que recibir noticias devastadoras: absolutamente sola), impidiéndole el ejercicio de un derecho sin ninguna base científica. Se trata, a estas alturas de pandemia, de una actuación innecesaria, grave y cruel por parte del sistema sanitario, que podría subsumirse dentro del concepto de Violencia Obstétrica.

Por ello en marzo de 2021 desde El parto es Nuestro, iniciamos la campaña denominada “NoEntresSola” cuya finalidad es:

Durante los días 8 y 9 de septiembre la violencia obstétrica ha saltado a un medio generalista, en este caso a los programas @todoesmentira y @todoesverdad del canal Cuatro. Aunque afrontar este tema en los medios (por lo general tan sensacionalistas) nos generaba cierta preocupación, finalmente con las intervenciones de compañeras y profesionales como Francisca Fernández Guillén (cofundadora de El Parto es Nuestro) , Carola López, Paula Camarós, Miriam Al Adib, SindyKatanasi y los testimonios de mujeres tan valientes que han compartido sus historias, no podemos estar más satisfechas del transcurso de las exposiciones en dicho programa y del impacto que ha tenido en muchas mujeres.

Por Blanca Herrera Cabrerizo (Matrona Hospital Universitario “San Cecilio” de Granada y socia de El Parto es Nuestro)

Señoras y señores, el debate está servido:

Por una cuestión de “empatía” y de tratar de “escuchar” todo lo que se dice al respecto, nos podemos encontrar en una situación “intermedia”, en la que, tratando de escuchar y entender todas las partes implicadas, nos demos cuenta de que este debate lo único que puede conseguir es dividir, fracturar aún más si cabe, las distintas partes que se ven implicadas en él.

De un lado las mujeres, de otro los profesionales que acompañan en el parto/nacimiento. Entre las mujeres, diferentes grupos con distintas orientaciones feministas, de entre los profesionales, diferentes maneras de ejercer con distintos modelos de cuidados. Llevamos mucho tiempo enfrentando opiniones y no somos capaces de llegar a acuerdos.

Ayer socias y profesionales de El Parto es Nuestro nos reunimos con la Ministra de Igualdad y la directora del Instituto de la Mujer para pedir que las recomendaciones de la Estrategia de Atención al Parto Normal sean algo más que recomendaciones. Que estén en todos los protocolos hospitalarios y planes de salud autonómicos por ley.

Necesitamos que la Estrategia de Atención al Parto Normal se eleve, que se lleve a la práctica, que se dote el sistema sanitario con suficientes recursos para atender a las mujeres sin deshumanizar, que los principales indicadores de atención al parto sean públicos y accesibles a nivel de hospital y que se garanticen en la ley derechos tan básicos como elegir la postura que prefieres durante el parto o el derecho a no ser separada de tu recién nacido.