Diciembre 2020

Nos vuelven a llegar noticias de que con la excusa de la COVID, se vuelven a vulnerar derechos de la mujer embarazada, de sus parejas y de sus criaturas. Se vuelve a obligar a la mujer a parir sin ser acompañada, al padre o a la pareja a no poder estar con su mujer ni en las visitas del embarazo ni en el parto. Se vuelve a plantear la duda de si la criatura está mejor con su madre en el caso de que la madre tenga una PCR +, se vuelve a plantear la duda de si esa mujer PCR + puede dar de mamar a su criatura.

En fin, ciertas dudas e incluso protocolos "preventivos" podían darse en Marzo, cuando aún teníamos poca evidencia de cómo se comportaba el virus en embarazadas, o si pasaba a leche materna.

 En el momento actual, con la evidencia de que disponemos, no hay  NINGUNA RAZÓN, ni para que la pareja no pueda acompañar a la madre en las visitas ginecológicas, ni para que no pueda acompañar a la madre en el parto,  ni para separar a la madre de su criatura, independientemente del estado de la PCR.

Etiquetas: 
Categoría: 

 

Desde El Parto es Nuestro queremos felicitar al equipo de Obstetricia de Emergencia, que ha publicado recientemente un artículo en el BJOG, una revista internacional de obstetricia y ginecología.

En dicho artículo, se comparaban los resultados perinatales en relación con realizar un corte tardío de cordón umbilical, en lugar del corte temprano que se ha utilizado en criaturas de mujeres COVID-19 positivas.

 Aunque en general la recomendación de la OMS ha sido continuar con el corte tardío si la clínica de la madre lo permitía, ha sido frecuente que en hospitales de todo el mundo, y también en los españoles, se haya optado por el corte temprano, en parte por la sospecha de que el realizar un corte temprano podía prevenir el contagio por coronavirus.