Febrero 2020

Manifiesto: “Ni inducción coercitiva en la semana 39 ni estrategias para afrontar a las gestantes que se niegan a inducirse”

<

Como profesional sanitario, leer esta encuesta me ha producido escalofríos... cuando no vergüenza ajena. Voy a desgranar pregunta por pregunta, porque por desgracia ninguna tiene desperdicio.

La encuesta comienza preguntando si se considera adecuado inducir a una mujer con una gestación cronológicamente prolongada, y en caso de considerarlo adecuado, cuál sería el número de semanas y días para considerar la gestación cronológicamente prolongada.

<

El Parto es Nuestro ha emitido, junto a otras 16 entidades, un comunicado oficial dirigido a los principales organismos españoles en materia de salud, igualdad y justicia alertando de la gravedad que suponen los procedimientos médicos coercitivos o no consentidos realizados en las mujeres durante la atención institucional a sus embarazos y partos.

Nuestra asociación, pionera en España en la defensa del respeto institucional a las mujeres en sus embarazos y partos, denuncia que cada vez son más los casos de mujeres que reciben amenazas o coacciones para someterse a intervenciones en contra de su voluntad o sin su consentimiento informado, llegando incluso a imponerse un sometimiento al criterio médico por orden judicial y a terminar forzándolas a dichas intervenciones.

<

Hoy traemos las impresiones que nos llevamos, el pasado 13 de febrero, de la proyección y posterior coloquio organizado por Medicusmundi del documental “Cuerdas”, de la directora Marga Gutiérrez. Tuvo lugar en La Casa Encendida (Madrid), y nuestra socia Vir Murialdo fue invitada a participar como representante de El Parto es Nuestro.

El documental trata de mostrar, desde un punto de vista que pretende ser apaciguante, cómo un proyecto llevado a cabo por Medicusmundi en la región andina de Churcampa, en Perú, ha conseguido llevar la asistencia gineco-obstétrica a los embarazos y partos de las mujeres de la región. Muestra la historia del quinto parto de Victoria desde la semana 39 de su embarazo como un evento exitoso gracias a la intervención biomédica:

Enlace a tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=9xJ3oD8_Dac

<
 

Consulta sobre inducción de parto en embarazos de bajo riesgo en la semana 39
 

<
Categoría: 

Nunca pensamos que asistiríamos a esta lamentable vuelta de tuerca. Nunca lo pensamos pero aquí la tenemos.

Cuando hace años comenzamos a trabajar por una asistencia al parto y nacimiento que respetara nuestros derechos básicos (información veraz, autonomía de decisión, buen trato, una atención conforme a la evidencia científica), pensábamos que “todo” el problema eran la violencia obstétrica, la negación de derechos fundamentales, la falta de respeto a las recomendaciones oficiales o las malas prácticas. Malas prácticas como la posición tumbada obligada, la episiotomía sistemática, las inducciones sin motivo, la oxitocina a chorro, los partos instrumentales fruto de intervenciones inadecuadas… nunca se nos ocurrió que todo podría ir a peor. No lo pensamos pero ha sucedido, está sucediendo.

<

Marsden Wagner, director durante años de la sección materno-infantil de la Organización Mundial de la Salud, sostenía que entre las estrategias que conducen a un modelo de atención al parto humanizada está devolver a las matronas su autonomía e independencia considerándolas las profesionales adecuadas para atender la mayoría de los partos, que son los de bajo riesgo.

Wagner publicó en 2001 su famoso artículo Fish can´t see water: The need to humanize birth (los peces no pueden ver el agua: la necesidad de humanizar el parto). Artículo de obligada lectura para quien quiera entender el debate social en torno a la atención al parto.

En su artículo Wagner listaba las cuatro ventajas principales de incrementar la autonomía de las matronas:

<