Febrero 2019

Una noche estrellada con una luna enorme que refleja un camino sobre el mar o una mañana de nubes grises agujereadas por los rayos de sol. Esperanzada.

Estiro mi mano para coger de la nevera unos yogures. Miro la fecha de caducidad: 25 02 19 y suelto un pequeño suspiro; el cuerpo se me encoge, meto los yogures en la cesta y sigo buscando el resto de la compra. Resignada.  

Realizando trámites cotidianos. Me toca rellenar formularios. La típica pregunta de ¿número de hijos? Pues yo te incluyo entre mi número de hijos pero, claro, tú no interesas, no cuentas para nadie más que para mí. Contrariada.

Dos hermanos jugando con mucha complicidad: el chico mayor protege y enseña y el pequeño, aprende y admira. Les observo e inevitablemente pienso en cómo le haces falta a tu hermano. Entristecida.

<
Etiquetas: 

Es difícil para un/a sanitaria/o reconocer que en su labor diaria de asistencia puede ejercer  violencia. Es realmente complejo identificar esta entidad si no se sabe exactamente a qué se refiere el término. Son numerosos los organismos internacionales que tienen bien definido qué es la violencia, y que su aplicación específica sobre la mujer  y su bebé a lo largo de la gestación, parto y posparto se denomina violencia obstétrica.

<

14 Feb · Tengo un sueño

Sueño con que a los hospitales que se pasan del 40% de cesáreas, se les retira la licencia de actividad. Y a los que realizan más del 30% de partos con instrumentalización, y donde los partos sin intervenciones no superan el 5% del total. En España hay hospitales que realizan un 60% de cesáreas. Y siguen atendiendo partos, vendiendo salud sin reparo ni vergüenza.

Y también sueño con que retiren la licencia a los que niegan el acompañamiento a las parturientas. Y los que hacen cesáreas sin consentimiento informado. Y los que siguen separando a los bebés de sus madres por rutina, cargándose lactancias a diario.

<