Agosto 2015

 
Por Ana R.
 
Hace más de dos años y medio conocí a una mujer que acababa de pasar por una cesárea. 
 
Ella decía que se había sentido respetada, le dejaron hacer piel con piel en quirófano y, a pesar de que mientras la cosían su bebé estuvo con el padre, salió del quirófano enganchado en la teta. Y hasta hoy. 
 
No fue a reanimación, estuvo con su nueva familia todo el tiempo. Incluso una psicóloga fue a verla, a preguntarle cómo estaba. Y ella, pobre incauta, le contestó que muy feliz. 
 
Recuerdo muy bien la primera vez que esta mujer contó su historia en voz alta, en una reunión abierta de El Parto es Nuestro. Hablaba, entre lágrimas, de una inducción de tres horas por estreptococo positivo y bolsa rota, que acabó en una cesárea innecesaria. Pero, eso sí, respetada. 
 

24 Ago '15 · Juegos ¿de niños?

Llega a mis oídos (más bien a mis ojos) un juego nuevo disponible para descarga en las principales plataformas para dispositivos móviles. Lo que no tengo tan claro, después de verlo, es que sea realmente un juego… aunque a algunos así les quiera parecer. La aplicación se llama “Nacimiento por cesárea” y nos da la oportunidad de practicar a hacer cortes en úteros ajenos a diestro y siniestro porque, claro, como ya sabemos, hay infinidad de mujeres con cuerpos defectuosos que no pueden parir. De hecho, así nos lo explica el editor del juego en un español sacado probablemente de un (mal) traductor automático: “Si usted no puede dar una luz a su bebé por sí mismo, trate de corte por cesárea"

indice.png

No es tan fácil encontrar imágenes o vídeos sobre partos hospitalarios respetados, pero hemos buscado y nos gustaría mostraros cómo puede ser un parto normal hospitalario.

Un parto que respeta tanto a la madre como al bebé y a la persona que acompaña, en un ambiente tranquilo, evitando intervenciones innecesarias.

Se trata del nacimiento de Xoan, bebé de Lucía, en el hospital público de O Salnés (Galicia) en julio 2011:

 

 

 

Categoría: 

13 Ago '15 · Cesáreas en Brasil

Por Ana Escudo
 
 
Quiero compartir aquí una noticia llegada desde Brasil. Creo que la situación respecto al parto de ese país es más extrema que aquí y precisamente por eso sirve como ejemplo de determinados rasgos importantes.
 
Hace unos semanas, la Agencia Nacional de Saúde Suplementar (ANS), puso en vigor una normativa para disminuir los índices de cesáreas en el país. En la sanidad privada llega a un 84% y en la pública a un 40%. Para muchos médicos brasileños un embarazo no puede pasar de 40 semanas. Llegada esa fecha parece ser que las mujeres brasileñas empiezan a tener todo tipo de “problemas”, necesitando así una cesárea programada. Si nos ponemos a pensar, en España pasa algo parecido aunque los bebés españoles consiguen una semanita más en el vientre materno; llegada la 41 empieza a haber la necesidad de inducir el parto (lo que muchas veces termina en cesárea de urgencia).
 
Etiquetas: 

Por Elena 

El que somos una sociedad que tiene prisa no es nada nuevo. Todo, absolutamente todo, parece mejorable si se puede hacer más rápido.
No voy a ser yo ahora la que te diga que te tomes un minuto en admirar la forma de las nubes, que vivas el presente, o que des las gracias a la vida por respirar y levantarte cada mañana. No sería más que otra forma de apremiarte a que realices tu camino personal.

05 Ago '15 · QUE NON VOS SEPAREN

Non o soltes. Non te separes do teu bebé. Sosteno sobre ti, a carón do teu peito, rozando a súa pel coa túa pel.

Úleo, tócao, respírao, deixa que esperte en ti o instinto.

Non tes que deixalo no berce para que aprenda, agora precisades estar preto. Ese berce trampa* que en canto te descoidas, xiran e se levan ao teu bebé para bañalo e perfumalo. E ti que querías ser a primeira en facelo.

Non permitas que o leven, ningunha proba rutineira xustifica separalo de ti ou que non esteas presente. Non deixes que o afasten de ti e lle ofrezan soro glicosado porque choraba desconsolado na túa ausencia.

Non permitas que che digan que é bo que chore e que ti es egoísta por non querer que todo o mundo colla ao teu bebé.

Etiquetas: 
Categoría: 
Imagen: Luca y yo
 
Revisión del embarazo.
 
Que por qué no te haces el triple screening
Ni la prueba del azúcar
Ni la del estreptococo
Ni monitores
 
En cambio de dos datos relevantes que constan en mi historia (una enfermedad crónica y un alto riesgo de recaída en el estrés postraumático posparto) nadie hace un seguimiento.
 
Revisión del bebé (9 meses).
 
Que cómo es que ha mordido una fresa
Que su sistema inmunológico no está preparado
Bla bla bla
 
En cambio en todo este tiempo no se me pregunta 
si es amamantado
ni cómo ha nacido
ni si ha sido separado de mí tras el parto