Las entradas de Cheli Blasco

Parece ser lo mismo, pero no lo es.

En un parto educado, lo que cuenta es tener una habitación con vistas, un menú de lujo y un baño de hotel. Y por supuesto, que te digan Señora.

En un parto respetuoso, a lo mejor das a luz entre cajas… o en la bañera de un hospital de vanguardia, el lugar es lo de menos: nadie te presiona ni te desconcentra de tu labor.

En un parto educado te dirigen los pujos con mucho tino: cada vez que los monitores avisan. Te hacen una maniobra de Kristeller suave, (si tal cosa existe…) y te cuentan con mucho detalle cómo has de cuidar los puntos. A lo mejor en la clase de preparación al parto educado te adiestrarán para ir limpia y sin pelos desde casa: que una señora también ha de ser educada y considerada.

<

29 Mayo '13 · Del amor y del miedo

Hay mujeres que eligen parir en casa. Otras, en un hospital. A veces, comentar que una parirá en casa genera pavor en la buena gente con quienes osamos compartir nuestra decisión. 

Incluso queridas amigas del alma, compañeras de muchos años, quedan aterradas. Que me acuerde que tengo otros dos hijos que me necesitan. Que ya podría ir dejando la tontería del parto en casa y pensar en mis hijos. 

Creo que vecinos, amigos, familiares y transeúntes que opinan sobre nuestras elecciones reproductivas, creo que todos lo hacen desde el amor. Quieren cuidarnos, quieren lo mejor para nosotros.

<

Frédérick Leboyer, allá por 1974 escribió un libro llamado Por un nacimiento sin violencia. El libro se lee como una poesía, y lleva imágenes espeluznantes, que hielan la sangre. Imágenes en blanco y negro que seguro que este buen hombre se imaginaba que habrían quedado obsoletas para cuando lo leyéramos en el siglo XXI los bebés que estábamos naciendo mientras él escribía.

Si supiera, el pobre Leboyer, que esos bebés, ya madres y padres, tenemos las mismas imágenes de nuestros bebés recién nacidos, colgando de los pies, en manos de médicos sonrientes y orgullosos, imágenes a todo color y digitales.

<

A menudo el duelo tras la muerte intra útero de un bebé se complica cuando no tuvo lugar una despedida, cuando los padres incluso ni llegan a ver a su hija o hijo una vez nacido, cuando no pueden sostenerle, abrazarle y besarle; cuidarle aunque sea por poco tiempo. Entre la falta de preparación del personal sanitario ante estas situación, las fuertes emociones y ciertos condicionantes culturales que persisten todavía, a veces no existen buenas condiciones para iniciar un duelo con el apoyo necesario. Al cabo de unos días, cuando la madre recibe el alta en el hospital, no solo le toca volver a casa con los brazos vacíos, sino además los padres tienen que pasar por un duelo a menudo complicado y sin tener recuerdos de su bebé.

<
Imagino que todos hemos visto alguna vez esos pasatiempos que muestran un dibujo formado por varias formas geométricas superpuestas y preguntan "¿cuántos triángulos/ cuadrados hay aquí?"; pues algo parecido podría plantearse al mirar esta imagen: ¿cuánta gente hay aquí?
 
 
<
Etiquetas: 

Llama la atención la cantidad de mujeres que, tras convertirse en madres, echan de menos ser las de antes. Salir con amigos, volver a formar parte activa de la esfera profesional, recobrar ese atisbo de despreocupación característico de las mujeres sin hijos, recuperar la figura… vuelven a ser metas que la sociedad supone alcanzables e incluso esperables.

<

28 Mar '11 · ¿Qué es Apoyocesareas?

Por Nuria Martínez

Técnicamente apoyocesareas es una lista de Internet con 1.930 suscripciones. Punto de encuentro de mujeres que habiendo sufrido una o más cesáreas necesitan compartir sus experiencias, a modo de grupo de apoyo. Un lugar virtual donde compartir testimonios e información, para ayudar a entender las razones reales de sus cesáreas y tratar de evitar que se repitan en nuevos embarazos.

<

Por Ibone Olza Creo que los profesionales que comunican la muerte de un bebé que todavía no ha nacido a su madre y su familia tienen que ser profundamente conscientes de que su actitud en el acompañamiento va a ser crucial en el bienestar futuro de esa madre, de esa familia, y de los hermanos presentes o futuros del bebé fallecido.

Dibujo hecho por Zurzia, Polonia

<

19 Jun '10 · No os bajéis las bragas

Las exploraciones vaginales durante el embarazo tienen riesgos que los profesionales suelen negar. Además del evidente riesgo de infección colocan a la mujer en una situación de vulnerabilidad muy delicada. Esto es especialmente grave en torno al parto y en los días que le preceden. Son muchas las mujeres que en una consulta al final del embarazo han sentido como al explorar su vagina el médico les hacía sin avisar "algo" (maniobra de Hamilton) que desencadenaba el parto en las  siguientes horas. Otras veces, con la excusa de querer ver el líquido amniótico se les ha hecho una amnioscopia sin informarles tampoco de todos los riesgos y la inutilidad de esa exploración. Recogemos las palabras de una matrona experta y firmamos su recomendación: Embarazadas, ¡no os bajeis las bragas! Ni permitais un tacto vaginal si no os informan con detalle de los riesgos e indicaciones de dicha exploración.

<
Categoría: 

13 Mar '10 · La línea púrpura

A la mayoría de la gente le parece normal que cuando una mujer está de parto los profesionales "le metan mano" repetidamente para saber "de cuanto está" , es decir, se aceptan las exploraciones vaginales como manera de medir el avance de la dilatación del cuello uterino y asi saber como avanza el parto. Sin embargo esta práctica conlleva, además de una intromisión en la intimidad de la mujer, riesgos. El principal es el de infección: introducir manos -aunque siempre lleven guantes- de profesionales en la vagina de la parturienta aumenta las posibilidades de que las temidas bacterias  "hospitalarias" infecten a la mujer y al bebé. Además el que para la exploración vaginal se suela colocar a la mujer tumbada sobre su espalda supone otro obstáculo al parto que se puede traducir en un frenazo de las contracciones.

<
Categoría: 

Cuando una embarazada recibe la noticia de que el corazoncito de su bebé de pocas semanas ya no late comienza un camino dificil y a menudo doloroso. El manejo médico del aborto espontáneo es similar al parto medicalizado: pocas veces y en muy pocos lugares se ofrece a las mujeres la información y el apoyo necesario sobre como parir los restos de su incipiente embarazo con respeto y cariño. Maria Angeles Claramunt, socia del El Parto es Nuestro y cofundadora del foro Superar un Aborto nos cuenta su experiencia. "Es una lástima que parte de la medicina haga oidos sordos a los estudios científicos, porque los hay y si todo en el mundo tiene riesgos, tiene más el legrado que el manejo expectante; esto dicen los estudios...y la lógica; sin anestesia, sin raspado de las paredes del útero, con los riesgos que conlleva porque se hace a ciegas...

<

Páginas