Las entradas de Andrea Moreno Wray

Temprano en la mañana, como ahora comienzan mis días, desperté con alegría inmensa, carteles listos y gran expectativa. Mi pareja-compañero Mateo, mi wawa (bebé) Rumi, mi hermana Daniela y su pareja Pedro nos dirigimos a la Asamblea Nacional para hablar de parto respetado. Con los mensajes de apoyo del movimiento de parto respetado en Argentina y en Chile integrados por feministas (mujeres y hombres), parteras, doulas, médicos, y madres y padres “conscientes”, a quienes pude conocer hace unos años (“vamos compañeras por una ley de parto respetado en Ecuador”; “estamos con ustedes porque se integre a la participación ciudadana en esta ley que se debe ir construyendo”).