Las entradas de DIANA ARAGON GARCIA

Parto hospitalario versus parto domiciliario

En primer lugar, queremos hacer saber a la sociedad que las madres que deciden parir en casa no renuncian en ningún caso a la atención sanitaria, sino que entienden el parto como un proceso fisiológico y no patológico que, reuniendo unas condiciones determinadas y siendo atendido por profesionales sanitarios, puede realizarse en casa con iguales tasas de seguridad que en un hospital.

<

asamble_espalda.jpg

Otro año más, se acerca la fecha de la Asamblea de El Parto es Nuestro. Cuando me hice socia no pensé en acudir, me daba no sé qué estar con tantas personas desconocidas… pero a partir de mi primera vez, comprendí que allí podía encontrar mucha inspiración para mi vida, sentí el compañerismo, el cariño y la comprensión de todas las mujeres inteligentes que allí se aglutinan.

En las presentaciones, pude sentir el dolor de algunas de ellas, el dolor transformador, motor de cambio; cómo la vida nos hace más fuertes y cómo podemos transformar esa energía en poder para mejorar las cosas. Pude sentir también la alegría de muchas mujeres que habían aplicado este trance renovador en sus segundos partos, en los partos de sus hermanas, vecinas, amigas…

<
Etiquetas: 
med_la_foto1.jpg
Por Ángeles Cano
 
Porque que un embarazo sea de riesgo no significa que el parto no pueda ser normal, y tampoco significa que el recién nacido vaya a tener problemas por defecto. Esto es como la presunción de inocencia, ¿no?
 
“Es que como eres de alto riesgo…” …por mucho que lo intente no recuerdo cuántas veces me dijeron esta frase en mi embarazo.
 
Y a fuerza de oírlo, es la propia embarazada la que luego pronuncia estas frases.
 
En cada consulta un pequeño paso más. Los obstetras se han formado en detectar todos los posibles riesgos, pero nadie les ha entrenado en dar confianza a las mujeres.
 
<
Etiquetas: 

Me he sentido profundamente conmocionada con lo que ha pasado a la familia de Liria,  me encuentro en mi 34 semana de embarazo de una niña. Es mi segundo embarazo. En el primero no era muy consciente de las perdidas perinatales, esta vez lo soy bastante más y, aunque no es un miedo que viva permanentemente en mi cabeza, se asoma de vez en cuando.

Aparte de la falsedad y la frivolidad con la que la noticia ha saltado a los medios donde  se afirmaba en titulares que el bebe murió en el parto (lo cual no era cierto), queda la desconexión que la sociedad suele tener con este tipo de muertes,ya que parecen ser solo noticia si la familia ha decidido contemplar el nacimiento de una manera diferente a la mayoría de la población.

<
Categoría: 

Este texto lo ha escrito una matrona. Una matrona anónima que lógicamente no quiere salir de su anonimato para no tener que llorar más aún debido a su osadía. Pero probablemente haya bastantes profesionales sanitarios que podrían suscribirlo. La cuestión es ¿cuántas y cuántos? 
Como en tantas otras situaciones inconfesables relativas a las relaciones humanas, empezaremos a avanzar cuando el problema se vaya haciendo más visible y se pierda el miedo a hablar de ello. 
Gracias matrona, seas quien seas, espero que pronto puedas dejar de llorar.

<