"Baby Boom", opinan los profesionales

Por Fco. José Pérez Ramos Coordinador del Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal en Andalucía (PHAPA)

Con 904.000 espectadores de audiencia “Baby Boom” acaba de vender una visión de la atención al parto que dista mucho de las recomendaciones recogidas en la Estrategia de Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad, la Organización Mundial de la Salud y diversas sociedades científicas y profesionales. 

Culpar a la cadena no es admisible. Se ha limitado a reproducir un formato “importado” y con cierto éxito en otros países. Sin lugar a dudas contaba con el visto bueno de usuarias/os, profesionales y del propio centro hospitalario. Sin duda alguna todos/as confiaban en que lo estaban haciendo lo mejor posible.

Pero tampoco me cabe duda de que desde el punto de vista de las instituciones (Ministerio, Consejerías de las CCAA...), de las sociedades científicas y profesionales, asociaciones de mujeres y de todos los sectores implicados en la Estrategia de Atención al Parto Normal, algo (o mucho) no estamos haciendo bien.

Sorprende la naturalidad con la que se aplican prácticas no recomendadas y no se aplican las que sí lo están. Haciendo una revisión superficial de las buenas (y no tan buenas) prácticas aplicadas en los partos documentados, resultaría una lista bastante desequilibrada. Por la mejor parte, la presencia del acompañante (aunque no siempre) es la más clara a favor de lo positivo. Pero en el otro platillo de la balanza hay que situar un sinfín de ellas: amniotomía rutinaria, posición mantenida en litotomía, no libertad de movimientos, vía venosa de rutina, corte precoz del cordón umbilical, separación precoz del recién nacido, no inicio precoz de la lactancia, breve contacto piel con sábana (que no con piel), pujos dirigidos y en Valsalva, dirigismo en cuanto a las decisiones maternas (epidural, colecho), falta de intimidad, ambiente poco adecuado (luz, ruido...).

No quiero dejar recaer toda la responsabilidad en los/as profesionales que actúan en este docudrama. No me cabe la menor duda de que han actuado lo mejor que sabían y podían (salvo ciertas actitudes y frases desafortunadas). Esta ha sido y parece que sigue siendo la forma de trabajar en el ambiente hospitalario para la atención al parto.

Hasta hace algunos años (en nuestro entorno) casi nadie dudaba de que era la adecuada. Hoy quizás somos más los que tenemos claro que no es así. De ahí el esfuerzo que se está realizando para que las cosas cambien. Pero a la vista de los resultados, sin demasiado éxito. “No me cabe en la cabeza” que no hubiera nadie en el hospital que cayera en cuenta de que lo que se iba a ofrecer causaría el revuelo que está causando. Nada más ver el primer avance ofrecido por "La Sexta" hace unas semanas, me quedó claro lo que iba a ver y lo que iba a ocurrir.

Algo no estamos haciendo bien si esta es la imagen que ofrecemos en una cadena nacional a cerca de un millón de televidentes. Cinco años de trabajo no han resultado suficientes y habrá que reflexionar seriamente acerca del camino a tomar. Quizá la televisión pública tendría la responsabilidad de ofrecer contenidos alternativos (ya lo ha hecho en alguna ocasión). Quizá no se están haciendo todos los esfuerzos necesarios en la difusión de la Estrategia, en la formación de profesionales, en la implicación institucional de los Servicios de Salud y equipos de gestión de los hospitales. Quizá, y esta es mi más dolorosa opinión, los derechos de las mujeres siempre acaban quedando en un segundo plano.

Terminar mi reflexión personal con aquello de que “no hay mal que por bien no venga”: lo ocurrido tiene que ser una oportunidad para mejorar las estrategias encaminadas a la mejor atención al parto posible en un contexto donde la evidencia científica y la opinión y derechos de las mujeres sean el referente inexcusable.

Pd. Aún nos quedan algunos programas por ver. Quizá tengamos oportunidad de sorprendernos.

Un saludo,

Fco. José Pérez Ramos

Fe de errata: en el tercer párrafo ponía "pujos dirigidos y en a mansalva", cuando la versión correcta es "pujos dirigidos y en valsalva". Pedimos disculpas por ese error de edición.

.

La evidencia en “Baby Boom”

Etiquetas: 
41

Comentarios

Imagen de Lactandoamando

Desde luego está claro que el problema de base y el más grave de todos en todo esto es la atención al parto que ha quedado plasmada en las imágenes tomadas en el programa, es simplemente la triste realidad de la atención al aprto en España, tanto en la sanidad pública como en la privada, que aunque se está avanzando poco a poco aun queda muchísimo camino por recorrer.
Pero tampoco me parece adecuado afirmar que es inaceptable culpar a la cadena, porque desde los blogs y redes sociales no se está culpando a la cadena de la atención al parto a las madres que se prestaron, ni mucho menos, sino que se está hablando con respecto a la productora, al programa y a la cadena, que se produjeron muchos comentarios fuera de lugar, comentarios por la propia presentadora llamando a las madres que paren ·"cobardes" y usando el lema en su página en FB de "El nuevo programa de laSexta donde el sufrimiento se convierte en vida.",

Consideramos que no están tratando el tema de manera respetuosa para con las madres que han participado en su programa.
Bastante triste es ya tener que obsevar cual es nuestra realidad en los paritorios como para tener que aguantar comentarios y frases fuera de lugar.

Imagen de Itziar Blanco (Doula Telde)

Eso precisamente fue lo que me disuadió de no verlo, el hecho de que lo presentaran de una forma tan grotesca... ¿madres cobardes?, ¿sufrimiento que se convierte en vida?, vamos, hasta ahí podíamos llegar, simplemente no pude verlo.

Imagen de Sandra

Para quien no viese el programa, como yo, os dejo el link del video en la web de la cadena

http://www.lasexta.com/sextatv/babyboom/completos/el_primer_programa_completo_de_baby_boom/606063/1

Imagen de fjpramos2

Gracias por publicar este post.
Una pequeña puntualización en cuanto a la transcripción del texto. Donde habla de los pujos dice " en a mansalva". En el texo original decía "en valsalva" referido a los pujos realizados a glotis cerrada.
Un saludo
Fco. José Pérez Ramos

Imagen de Patricia Fernandez (@compartemimoda)

Entiendo que no se quiera poner toda la responsabilidad sobre los profesionales solo desde el punto de vista de que quien escribe, aunque tenga una opinión sobre como se deben hacer las cosas bien distinta a como en general se hacen, no deja de formar parte del colectivo médico, porque si no es responsabilidad de los profesionales ¿De quien es la responsabilidad? En cualquier otro trabajo si hay unas directrices de como se deben hacer las cosas bien y se hacen de otro modo, hay consecuencias. En sanidad con los nacimientos no ocurre ¿porqué? Me remito a mi post (http://blogelpartoesnuestro.com/2012/04/11/reflexiones-de-una-madre-que-se-enfrenta-a-su-tercer-parto/) para que alguien del colectivo médico me explique porque hacer las cosas de espaldas a la evidencia científica no tiene consecuencias para quien las hace (hospital, personal...).

Imagen de Nuria

En el enlace de la cadena no sale ningún comentario publicado.
¿No hay ninguna manera de hacerle llegar todos estos comentarios a los responsables del programa?

Imagen de fjpramos2

Puedes dejar tus comentarios en el facebook del programa:
https://www.facebook.com/babyboomlasexta

Imagen de Anabel

ya, y durante cuantos años más se debe seguir debatiendo.

No creo que los profesionales no sepan, no los considero tan ignorantes unos no quieren y a otros no les dejan.
El debate desgraciadamente solo está entre profesionales que se niegan a abandonar su comodidad y los que verdaderamente sienten algo por las personas a quien atienden y gana el que haya ganado la jefatura de servicio, así de simple.
Si realmente fueran minoría los que se empeñan en unas practicas obsoletas, en el programa de la sexta hubiesemos visto otro tipo de partos.

Los planes de partos, son muchas las mujeres que acuden a un hospital con el mismo y les dicen no te molestes en dejarlo, no se donde lo tienes que entregar, aquí no se recoge o vete a parir a otro hospital.

Esa es la realidad y para cambiar esa realidad lo que se necesitan son medidas efectivas de sanciones a aquellos que:
1º- Faciliten una información sesgada a la mujer
2º- Se nieguen a seguir la recomendanciones existentes para el parto normal y niegan a las mujeres su derecho a decidir como dar a luz.
3º- Realicen intervenciones sin el expreso consentimiento de la mujer que las va a sufrir

Imagen de Mónica

Me parece un comentario tibio en el sentido de que no se exigen responsabilidades ante actuaciones médicas contrarias a las prácticas que ya se saben son beneficiosas. Considero inoportuno y tibio que se exija a la sociedad que se forme, cuando no están formados los propios profesionales en los que las mujeres debemos confiar. Es como si me pidieran a mi que me formara en oncología, por si los médicos oncólogos no van a actuar correctamente. Independientemente del nivel de conciencia o conocimiento que yo tenga al ir a dar a luz, tengo derecho a la mejor asistencia y eso no está pasando ahora. Mi parto hace siete años fue tal cual: protocolizado o, lo que es lo mismo, lleno de prácticas perjudiciales para mi hija y para mi. ¿Hasta cuándo?

Imagen de Faustina Hanglin

Querido Doctor Perez Ramos,
agradezco su reflexión sobre el programa de la Sexta, sobre todo porque refleja un punto de vista sentido y comprometido, además de in-formado. Es un alivio, en medio de tanta confusión, violencia e inercia social, saber que hay personas como usted que siguen haciendo su trabajo en aras de un parto humanizado.
No quisiera parecer cínica si afirmo que lo raro es que nos sorprenda el programa de la Sexta, con lo que ya sabemos lsobre la realidad del parto en España. Además, sería iluso pensar que la realidad de los paritorios españoles dista mucho de la realidad del senado, de la colas del supermecado o del paro, y creo que los nuestros son tiempos reveladores, paradójicos y extremos desde todos los puntos de vista. A nuestra civilización se le ven las costuras y se mire por donde se mire, cuesta encontrarle la humanidad al humano...
Creo que si de algo pecamos los profesionales que trabajamos en la humanización del parto, a veces, es de entusiasmo. Y claro, si un poco de eso tampoco iríamos a ningún lado... y no sé si es que lo estamos haciendo mal, Doctor Perez Ramos, pero sí creo que es absolutamente necesario crear espacios para el diálogo, la comunicación y la reflexión.
En ese sentido trabajo y con mucho placer le haré llegar una herramienta que tal vez pueda aportar en su camino...
Con un abrazo!
Faustina Hanglin

Imagen de fjpramos2

Tras seguir con detalle los innumerables comentarios publicados en el facebook del programa "Baby Boom" emitido por La Sexta:
https://www.facebook.com/babyboomlasexta
Me he tomado la libertad de incluir la siguiente reflexión en el mismo que transcribo a continuación:

Cordura, reflexión y respeto.
Como ya decía en mis reflexiones en relación a este programa (enlazadas desde el blog de “El parto es nuestro” por algunas de las participantes en los debates en esta página) desde que tuve oportunidad de ver los primeros avances del programa sabía y me temía lo que iba a ocurrir. Y así ha sido.
Hace seis años el Ministerio de Sanidad y con él las Consejerías de Salud de las CCAA se embarcaron en un proceso de renovación de la atención al parto y nacimiento que contemplara las recomendaciones basadas en la mejor evidencia científica disponible así como en el respeto a las opiniones y derechos de las mujeres, recién nacidos/as y sus familias. Todo ello enmarcado y reconocido por las disposiciones legales vigentes, los protocolos y procedimientos publicados por las sociedades científicas y profesionales tanto a nivel nacional como internacional.
Como resultado hoy contamos con documentos como: “Estrategia de Atención al Parto Normal en el SNS”, “Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva el SNS”, “Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal”, “Cuidados desde el nacimiento”, etc. Todos ellos publicados por el Ministerio de Sanidad, que además están respaldados por las principales sociedades científicas y profesionales de nuestro país (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, Sociedad Española de Neonatología, Federación Española de Asociaciones de Matronas, Asociación Española de Pediatría, y un largo etcétera) así como por la IHAN-UNICEF, responsables institucionales de las CCAA y asociaciones ciudadanas relacionadas con la atención al parto, grupos de apoyo a la lactancia…. Sería muy largo relacionar a todos/as los implicados.
Diversos estudios y publicaciones científicas han dejado en los últimos años patente la brecha existente entre los diversos modelos predominantes en la atención al parto y nacimiento en los países de nuestro entorno (Europa). Ello se refleja en las cifras de intervencionismo obstétrico (partos instrumentados, cesáreas, etc.) y en la posibilidad de participación (como ejemplo el plan de parto) de las mujeres. Nuestro país se acaba situando en un contexto muy satisfactorio en cuanto a resultados (morbimortalidad materna y neonatal) pero no tanto en cuanto a satisfacción de las mujeres e intervencionismo obstétrico.
“Rasgarse las vestiduras” al contemplar el modelo de atención al parto que nos muestra el documental no lleva a ningún resultado positivo aunque respeto el derecho a hacerlo y algún jirón suelto tengo en mi propia camisa.
La transición entre el paradigma histórico de atención al parto en domicilio por parte de la “partera”, el paradigma hospitalario que tan buenos resultados ha aportado y el nuevo paradigma que trata de englobar “calidad” y “calidez”, “razón” y “corazón” no es fácil. Quizá los países del norte de Europa lo hayan asimilado con más facilidad y hace más tiempo. Pero no son iguales las circunstancias históricas y sociales para todos.
Quien aquí les escribe desde su punto de vista profesional, la neonatología, hace no mucho tiempo, no tenía la menor duda de la necesidad de comprobar la permeabilidad de coanas mediante sondaje o el lavado gástrico en el recién nacido en caso de cesárea, la comprobación de tolerancia oral con suero glucosado, las tomas de pecho con horario reglado. Y así lo hizo al nacimiento de sus dos hijos, como buen profesional que se consideraba. Ahora, evidentemente, no lo haría así.
No carguemos pues las tintas en unos profesionales que tratan de hacer su trabajo lo mejor que saben y pueden. Ni en un programa de TV que nos muestra la realidad tal y como es. Nos guste más o menos.
Todo proceso de cambio científico es “revolucionario” según Thomas Khun y a quien nos toca vivirlo nos corresponde asumir lo bueno y lo malo del anterior y del nuevo paradigma mientras coexisten. La peor parte, sin duda alguna, se la llevan las que acaban siendo “victimas” de un modelo transnochado y decadente mientras unas pocas pueden empezar a disfrutar de unas prácticas más acordes con la evidencia científica y con el respeto a sus derechos. ¡Maldita lotería!
El debate, entiendo, ha de separarse de ataques y reproches personalizados y centrarse en buscar conjuntamente soluciones rápidas y eficaces para adaptar la práctica hospitalaria de la atención al parto a lo que la ciencia y las leyes dictan. En reclamar una mayor implicación institucional que apoye abiertamente el proceso de cambio y el derecho de las mujeres a decidir cómo quieren parir y ser atendidas. En el respeto a los derechos de las mujeres, recién nacidos/as y sus familias. En proporcionar información actualizada durante el proceso de preparación al parto y nacimiento favoreciendo la elaboración de “planes de parto”. En reforzar la formación de los profesionales y la actualización de protocolos y procedimientos. En mejorar la cartera de servicios del sistema sanitario abriéndolo a opciones menos medicalizadas aprendiendo de las experiencias de otros países de nuestro entorno.
Pocos, muy pocos, están obcecados hoy día en mantener el sistema actual pero no siempre es fácil encontrar el camino adecuado ni contar con el apoyo necesario para implementar los cambios necesarios en un sistema tan estructurado y jerarquizado como es el sanitario.
Cordura, reflexión y respeto nos ayudarán a afrontar entre todos/as este proceso de cambio que ya es imparable y cuyos resultados son patentes mas allá de nuestras estrechas fronteras metales y territoriales.
Un saludo
Fco. José Pérez Ramos
Coordinador del Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal en Andalucía

Imagen de María CS

"Pocos, muy pocos, están obcecados hoy día en mantener el sistema actual pero no siempre es fácil encontrar el camino adecuado ni contar con el apoyo necesario para implementar los cambios necesarios en un sistema tan estructurado y jerarquizado como es el sanitario."

No, es al revés. Pocos, muy pocos, están abiertos al cambio y precisamente por eso las estructuras jerárquicas siguen funcionando. Porque no todos los profesionales están dispuestos a admitir que se han equivocado y a corregir lo mal hecho. Normalmente reaccionan a la defensiva, negándose a escuchar, a comunicar y a comprender. Por experiencia, lo digo.

Imagen de Proparto Natural

Creo que en este pais aun somos una minoria, los que pensamos que lo que hemos visto emitido en televisión es devastador... por que la gran mayoria, hombres, mujeres, de mi generación (sobre los 30), generaciones myores y otras mas jovenes, opinan que es asi, y que asi debe ser... cuando planteas el parto respetado, no medicalizado e incluso sin el uso de la epidural, la gran mayoria opina que es un parto lleno de riesgos, que el dolor en pleno siglo XXI es innecesario, que el parto natural forma parte del pasado...
Por mucho que nos empeñemos, España vive 20 años por detras del resto de Europa, en infinidad de sentidos, es algo cultural y en cuanto a educación y cultura, este, nuestro pais esta en el puesto veintitantos con respecto al resto de paises Eurpeos...
Un abrazo y esperemos que algún día las cosas cambien.

Imagen de Marina

Ainsss Ojala esa PD signifique que os han visitado y SI se podra ver un parto NORMAL y HUMANIZADO.
NATURAL Y RESPETADO. Donde el bebe no sea el premio y precio para pasar por todas las barbaridades sin rechistar.
Ojala.

Imagen de Angela M.

Me parece demencial que al comienzo del programa la maternidad de O´Donell queda declarada como "una de las más prestigiosas de Europa", y luego ves como en pleno siglo XXI siguen atando a las mujeres en sus partos a los potros de siempre. Yo cuento esto en mi país y no se lo creen.

Imagen de carmen

Totalmente de acuerdo, hay mucho por cambiar y mucho que construir en este país...

Imagen de Julia AS

¡Qué casualidad que en el programa no hayan mostrado a las puérperas con las consecuencias de la carnicería sufrida!

Imagen de María CS

Sería una buena idea. Que dentro de un año más o menos les hicieran un seguimiento, a ver qué opinan ellas y sus familias.

Imagen de susana

Para que luego pregunten qué es eso de la violencia obstétrica...

Imagen de Marta

Esto es inaceptable.
No podemos permitir que se televise como normal aquello que es pura violencia verbal y psicológica.

Imagen de Adri

Yo creo que el problema no es que se televise, sino que exista, que suceda, que ocurra...

Lo que no podemos permitir es que se perpetúe.

Un saludo,
Adriana

Imagen de Julia AS

A mí también me conmovió el caso de Noemí, la chica de 19 años. La pobre quería un parto natural "para no tener más cicatrices en su cuerpo" y al final acabó cortada por dos partes, sin ninguna clase de apoyo y con una bronca sin venir a cuento.
En el caso de Virginia (la que los médicos llamarían niña modelo) me llamó la atención que su bebé viniendo de cara, la dejaron tumbada en vez de dejarla caminar para que rotara. ¡Qué desastre!

Imagen de sara

soy madre primeriza con muchos miedos sobre lo que pueda ocurrir en mi parto, con miedo a no ser escuchada, y con miedo a no tener la informacion ni la preparacion suficiente para tener una buena experiencia del parto y del embarazo, ya uqe no nos preparan para ello. esta vision que han dado del parto me ha dejado un poco preocupada sobre lo que pueda ocurrir. estoy segura de que hay buenisimos profesionales medicos en este ambito y que contribuiran a humanizar la atencion a la futuras madres y en general a todas las personas que por desgracia han de pasar por un hospital.

Imagen de Angeles

Sara, pues ya sabes donde no ir a parir. No dejes de informarte, búscate un buen acompañante que sepa lo que quieres y lo que no, y ten en cuenta que no estás obligada a parir en un hospital, hay otras opciones. Sí, hay buenos profesionales, por supuesto, pero no abundan, por desgracia.

Imagen de Adri

Creo que en lo que a respeto se refiere vamos un poco atrasados. Reincidir sobre la necesidad de una analítica del último trimestre, en el caso de la primera embarazada; perseverar la cuestión de "peso" de bebé y madre en el segundo caso, y los juicios sobre la tercera embarazada; me parecen poco síntoma de avance.

Independientemente de que todos podamos tener una opinión personal con respecto a determinadas circunstancias de la vida de los demás, creo que el parto no es el momento ni el lugar de sacarlas a relucir.

Sobre el primer programa televisado tengo algunas cuestiones que comentar, no sin cierto pesar:
1. La única medida analgésica que se ofrece a las madres es la epidural.
2. A todas las mujeres de parto se las obliga a realizar el expulsivo en posición de litotomía, cuando creo que ha quedado claro que no es lo más recomendable.

Por otro lado se en el caso de la primera embarazada alguien comenta: "Pobrecilla, no le ha dado tiempo a la Epidural", como si fuese obligatoria o necesaria. ¿Habrán estudiado otros métodos analgésicos?

A la joven de 20 años se le comenta si ha comprado todas las cosas para el bebé, y al contestar que todo menos la cuna, le advierte la matrona que en la cama con ella ni se le ocurra meterlo, porque si no no va a descansar ninguno. ¿Han oído hablar de las bondades del colecho?

Me parece que la profesionalidad en estos centros brilla por su ausencia, aunque he de reconocer, que después de lo que una conoce, no han sido partos excesivamente mal atendidos, dadas las circunstancias.

Creo que la profesionalidad es esa característica que posee una persona, y que le permite ejercer su trabajo sin necesidad de comentarios irónicos, juicios de valor y medias verdades. Creo que la profesionalidad en un sanitario no es sinónimo de distancia y frialdad.

Creo que la sexta ha tenido una iniciativa más que brillante a la hora de televisar esta parte de la realidad, porque le da una cobertura y visibilidad a un acto que hasta ahora sólo se encontraba en la sabiduría popular.

Sólo falta que abra su guión, su espectro, a más centros de atención al parto, donde se puedan observar diferentes maneras de parir, para que constituya todo un documento gráfico de algo que en algún momento, será historia.

La atención al parto en España, debe mejorar.

Un saludo,
Adriana

Imagen de María CS

Algunas personas se equivocan al escoger su profesión. Esa matrona es un ejemplo claro.

Lo del accidente de coche es un ejemplo perfecto. Os imaginais a un infartado al que los médicos le dicen, mientras se burlan de él: "Ah, pues ahora no llores ni te asustes, no hubieras llevado esa vida insana que tenías, con alcohol, tabaco y comidas grasas!". Lo intolerable en otros aspectos de la vida se consiente con las parturientas.

Imagen de Julia AS

Estoy de acuerdo contigo, María que muchos se equivocan de profesión y los sanitarios del programa son un ejemplo. Me llama la atención lo que dicen las matronas, cuando hablan a la cámara, creo que para nada sienten lo que cuentan, que se emocionan, que les encanta su trabajo...para mí ni sienten ni padecen, les da todo igual. Y como ellas la mayoría, profesionalidad cero.

Imagen de Nuria

¿No es curioso que no ponen a ninguna madre que hable "después de" delante de la cámara?? ponen a las matronas comentando los partos, pero no dan voz a ninguna madre. Su participación en el programa termina cuando les sacan el niño. ( y digo "les sacan" con toda la intención)

Además, las dos más jovencitas han sido las dos mujeres que con más paternalismo han tratado. Seguro que el comentario de la ginecóloga a Noemí culpándola por no empujar, no se lo hubiera hecho a una parturienta de 30 años.

Imagen de susana

Veo que subestimas su capacidad de irrespeto e indecencia profesional.

Imagen de Pepa

Si las matronas que aparecen en el programa se comportan así sabiendo que están siendo grabadas, ¿qué harán cuando no hay cámaras?
El caso de la chica de 19 años que perdió a su primer hijo a los cuatro días de nacer, que se enfrenta a su segundo parto con miedo, como se enfrentaría cualquier madre normal después de una experiencia así, es tremendo. ¿Cómo se puede ser tan cruel como la comadrona que la mal-atendió? La mamá estaba muerta de miedo, de dolor y de cansancio, no hacía más que exclamar "¡no llora! ¡no llora!" ¡Por favor! ¡estaba reviviendo la muerte de su primer hijo!

Imagen de Julia AS

Es verdad, Nuria. Tras el parto no habla ninguna madre. Si así fuera muchas contarían la mala impresión del `parto, de que no pueden moverse, de los malditos puntos, etc. Pero que se sepa lo que pasa después no es políticamente correcto, por eso no lo ponen.
La diferencia entre este programa y el de NOVA (la versión inglesa) es grandísima. En el Reino Unido el personal sanitario trabaja de otra manera y es mucho más cercano. Recuerdo un capítulo en que hubo que meter un forceps y le pidieron perdón a la madre 20 veces.

Imagen de Nuria

El último caso ha sido muy fuerte: una niña de 19 años con la pareja, otro muchacho joven. Es su segundo hijo, porque el primero murió a los cuatro días del parto, tras una cesárea. Le ponen oxitocina y epidural. Llega un momento en que la chica tiene miedo, se bloquea, le duele, llora, y en ese momento pide desesperada otra cesárea (que se la niegan, dicen que eso no es decisión suya).
Llaman al gine, la ponen a empujar, y se vé que aquello no va al ritmo que ellos quieren. NAce el bebé y no respira espontáneamente, tarda en llorar.
Pues bien, la señora gine LE ECHA LA BRONCA por "no haberse sabido comportar correctamente y poner en peligro la vida del bebé al no haber colaborado adecuadamente".
Me pregunto yo si a alguien que acaba de tener un accidente de coche y se acaba de llevar un susto (por comparar con otra situación límite), cuando viene la ambulancia, en vez de calmarle, le echa el sanitario semejante broncazo, en caliente.
Es que y no es cuestión de estrategias del ministerio y bla bla bla... es cuestión de ser un poquito humano, con una niña que ya lleva detrás una carga demasiado grande y que está muerta de miedo.
No me extrañaría que esa criatura tuviese depresión post parto.

Imagen de Andrea

Hola a todos,
Yo soy una madre tras un parto en la Maternidad de O´donnell en el Hospital Gregorio Marañón, hace ahora justo dos años. A pesar del tiempo transcurrido, me ha sido imposible olvidar el maltrato psíquico y físico al que me vi sometida. Con deciros que cuando ví el primer episodio de Baby Boom me parecieron partos hasta estupendos al compararlos con lo que yo había vivido...y luego pensé: "claro, como hay cámaras están más recatados". En mi caso fue un parto inducido: lo típico, 41 semanas +3 días y no me ponía de parto, así que para qué vamos a esperar más. Horrores a los que me ví sometida y que aún no he visto en el programa: 1. No me dejaron beber ni comer en unas 30 horas (con la sed que tenía en un mes caluroso de Mayo). 2. Sala de dilatación con 8 mujeres más dilatando y gimiendo, 3. En esta sala entraban también mujeres con cesárea programada a las que se llevaban tras examinarlas y luego le daban el bebé al padre delante de tus ojos (en una hora) mientras que tú seguías ahí sufriendo, 4. Comienzo con contracciones cada minuto y después de dos horas me pongo a llorar y a gritar que me pongan la epidural (para la cual había firmado mi consentimiento desde el principio) y me dicen que no pueden porque los médicos están de guardia...aún tengo que esperar una hora más para que me la pongan, 5. Una vez en la sala de partos (las que salen por la tele) y dilatación completa me pongo a empujar. Como el bebé no baja me aprietan bruscamente el estómago desde el diafragma hacia abajo (menos mal que me habían puesto ya la epidural) y repiten el proceso como 6 veces, para asombro de mi pareja y mío, 6. Al final viene la médico "enterada", me mete la mano 4 o 5 veces, para finalmente decir que la cabeza está rotada al revés, que tengo un hueso por enmedio (habrá que llamar a Mulder y Scully, pensé yo) y por último: ¡¡¡QUE NO EMPUJABA!!!!!. Todo esto después de 21 horas desde mi ingreso. Muy agradable la señora y con una gran empatía. Así que me mandó a quirófano para cesárea y le dijo al padre que él no podía estar en quirófano por mucho que quisiera. La última lindeza fue darle un biberón al niño nada más nacer, sin preguntarle al padre si queríamos darle el pechoo no...Otro episodio muy interesante sería también la atención postparto...porque yo pensé que en vez de un bebe había tenido una lechuga, porque nos trataron fatal y se llevaban al niño cuando les venía en gana sin preguntarnos. En fin, que a pesar de todo lo que veáis por la tele, yo creo que aún es un programa muy light y que, por desgracia, hay muchísimas cosas más que mejorar que las que salen en la televisión. Parece que traer hijos al mundo ha de ser un sufrimiento en vez de un proceso tranquilo y natural. A ver cuando el Ministerio establece unas pautas realmente saludables para que las madres podamos tener unos partos dignos y no seamos tratadas como "conejitas".

Imagen de Nieves

Hola a todos y todas, cuando esta semana una compañera me comentó que había visto el programa y le había gustado mucho decidí verlo. La indignación y la rabia hicieron que no pudiera ver más de diez minutos, pero hoy, tras ver un capítulo completo para poder analizarlo he podido llegar a las siguientes conclusiones
. Por una parte creemos que todas las acciones que estamos llevando a cabo desde la publicación de la Estrategia de Atención al Parto Normal no han servido para ver los cambios que tanto queremos, al menos los y las profesionales que sí creemos en esto, en el respeto a la mujer, a sus tiempos y a sus hijos/as, sin olvidarlos de la calidez y calidad de nuestra atención, pero no podemos obviar que aun hay muchas resistencias al cambio, y que ya sabíamos que esto no iba a ser fácil. Hace años yo decía que ojalá instalasen cámaras en algún paritorio que otro, y hoy, por fin uno de mis sueños se ha visto cumplido. Ver reflejada la realidad de algunos hospitales, aunque sabemos que a veces incluso la realidad que no se ve supera ésta, no debe hacernos creer que no se ha avanzado nada
.Me llama la atención que incluso en los comentarios que se hacen acerca del parto natural hay reticencias, bromas y cuestionamientos, máxime cuando la mujer lleva oxitocina y amniotomía, y eso es algo que cada profesional debería cuestionarse: por qué tienen miedo a un proceso tan natural y salvaje como es el nacimiento, no saben manejarse ante el dolor, los gritos e incluso el placer de la mujer que lo siente aceptando que es parte del proceso y de su propio trabajo sin intentar “reconducirla” en ese “perder los papeles”. Creo que no deberían tardar mucho en afrontar sus miedos pues muchas mujeres y sus bebés están siendo perjudicadas/os en ese proceso.
. No debemos olvidar que también hay muchas mujeres que es esto lo que buscan pues es lo que desde hace un tiempo les ofrecimos como la mejor opción, pero no nos equivoquemos, no es precisamente la que se ha hecho “toda la vida”, como algunos y algunas creen firmemente y, aunque en muchas ocasiones haya ayudado a mejorar la morbimortalidad, tenemos que encontrar el punto exacto de medicalización necesaria con no medicalización necesaria y por supuesto acompañamiento profesional y respetuoso siempre.
. El que este programa se haya producido en este hospital en concreto me hace recordar que hace unos años se fueron de allí seis matronas por no estar de acuerdo con la atención que se ofrecía a las mujeres, demostrando el poco respeto que se sigue teniendo a un proceso tan íntimo, personal y sexual, televisando el nacimiento como algo tan habitual como las noticias de cada día, restándole la magia y la conexión que se produce en cada nacimiento de forma única.
A pesar de todo esto los cambios ya se están produciendo, aunque algunos y algunas no quieran reconocerlo, y prefieran no verlo desde el “no me interesa” hasta el “esto es una moda y pasará”, junto con otros muchos comentarios que he escuchado en estos últimos cinco años.
Lo bueno de la emisión del programa, es ver la realidad de algunos hospitales, pero también lo es conocer, y reconocer, que hay muchos/as profesionales que sí se han subido al carro y trabajan desde la ilusión y del esfuerzo diario y lo aún mejor es que cada vez más MUJERES Y SU ENTORNO, se están manifestando, y esto es el mejor motor para continuar caminando juntos/as y yo creo que por fin vamos en la misma dirección.

Enhorabuena por el post y ánimo.

Imagen de Anabel

Cuando oigo y leo que el parto natural es salvaje, no sé si llorar o reir, la autentica salvajada es todo lo que nos hacen a las mujeres cuando vamos a parir.
Yo estaba muy tranquila y feliz hasta que empezaron con sus salvajadas, para nada volveria a repetir "el parto salvaje" que me ofrecieron en el hospital, me quedo con el parto tranquilo y feliz que hubiese tenido si me hubiese quedado en casa.

Imagen de Esther

Hola, yo soy matrona en atención primaria. y mi sorpresa ha sido alucinante. Quise ver los dos capítulos sobretodo por si las mujeres a las que atiendo me preguntaban algo.... y !les ha gustado!
Ven normal que las traten así, que no se respete su decisión, que les traten con una falta de respeto impresionante, que.... todo lo que hemos visto en este programa. Lo que más me sorprendió fue cuando me dijeron que " vaya tela con la niñata esa que no quería empujar, su hija casi se muere dentro y ella sin empujar" Mi cara no podía ser más de asombro.. Desde cuando somos nosotros jueces, sabemos que pasa por la cabeza de esa pareja durante el parto, sabemos que situación personal están viviendo... Alguien la ayudó, la respeto, le orientó mejor... Lo único que hicieron esos profesionales fue decirle, " menos mal que estabamos aquí, porque sino tu hija hubiera muerto, tu no querías empujar" En fin alucinante.

Estas semanas mi trabajo ha sido volver a hablar del parto, de sus tiempos, de métodos de alivio del dolor, de cambios de posición, de la ducha, de posibilidad de llevarse su propia música. Afortunadamente en nuestro hospital de referencia se trata fenomenal a las mujeres, algún cardo borriquero queda, pero alguno. ASi que hemos trabajado con la pelota, y lo más importante hemos dedicado casi una hora en realizar un PLAN de PARTO, que además viene incluido en la cartilla, y hemos ido comentando cada apartado..

Imagen de Adri

La "mala educación" ahora estudia en las Universidades, y por consiguiente, obtiene un título habilitante. Eso significa que la soberbia, la prepotencia, la ignorancia congénita y la falta de valores se han introducido en el sistema, como un cáncer, que no deja de crecer y devorar todo lo que queda a su paso.

Afortunadamente quedan personas dentro de todo este cotarro que conocen de sobra el significado de la palabra "PROFESIONALIDAD", en el que no se encuentra comportarse como una verdulera, prejuzgar al prójimo y pasar por encima de los derechos de nadie.

Les gustará más o menos su trabajo, sabrán más o menos en lo que consiste, lo valorarán en mayor o menor medida, pero lo que se espera de estos sanitarios no es lo que filman las cámaras.

Que se lo hagan mirar...Empezando por una buena curita de humildad.

Un saludo,
Adriana

Imagen de Julia AS

xochilt, yo no soy madre pero te aseguro que son casos reales y habituales en la mayoría de los hospitales españoles, lo sé por diversas fuentes. Incluso sé de casos en los que el trato es peor. Pero es mejor que te cuente alguien que lo haya sufrido en sus carnes.

Imagen de xochitl

Hola, yo estoy deseando tener un hijo con mi esposo pero este programa me ha asustado un poco... alguien me puede decir si la finalidad de este era disuadirnos de tener hijos en España? o simplemente mostrarnos lo mala que es la sanidad en el país?

Por favor madres digan si es real o son casos raros??
se supone que ese hospital es uno de los mejores... y si ese es el mejor trato, eso me parece aterrador!

gracias

Imagen de madre3

por culpa de personas como vosotros nos han quitado el programa que aunque os duela es la realidad de lo que se vive en un Hospital. ¿ que esperabais? un camino de rosas? se trata de traer una persona al mundo y eso es un trabajo enorme y recompensado y nos habeis vetado de verlo a los que de verdad nos interesaba, gracias.

Imagen de Julia AS

Lo que interesa no es ver la triste realidad de un parto, sino buenas prácticas para que la sociedad esté bien informada y pueda exigir a los médicos y matronas que hagan bien las cosas y respeten los derechos de las madres y bebés, cosa que es su obligación.
Yo abogo por un programa hecho en un hospital respetuoso o en un domicilio.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.