A cariño de mamá

Relato moderno basado en una historia real Esperanza iba a ser mamá. Un año antes, le habían hecho una reducción mamaria y la ginecóloga le había “aconsejado buenamente” que no se complicara y pidiera la pastillita de cortar la leche cuando llegara al hospital. Así le había sentenciado: sus posibilidades de amamantar eran practicamente nulas. Por suerte, en el momento mismo del parto, una matrona le convenció de lo contrario: Para la pastillita ya habría tiempo, primero se podría probar, le dijo. Esperanza probó. Y sí, salía leche pero muy muy poquita. Aún así, sin apoyo ni conocimientos, la lactancia duró ocho meses pero fue mínima. Mamaba un poquito, luego biberón. Unos años después, Esperanza recibió la noticia de un segundo embarazo.

Esta vez, buscó información, contactó con un grupo de apoyo a la lactancia y fue aconsejada de usar diferentes técnicas de relactación para ayudar a su bebé que no cogía peso suficiente. Esperanza pudo mantener la lactancia materna exclusiva gracias, también, al apoyo de una amiga maravillosa que se estuvo sacando leche durante meses para que las ayudas fueran de leche materna...   Después de mucho esfuerzo y peleas con todo el mundo porque no pasa nada si le das un biberón, y eso de la lactancia materna es una tontería, han triunfado. Desde septiembre no han necesitado más ayudas, y actualmente toma alimentación complementaria y teta. Su primer hijo, ya de cuatro años, comparte esos momentos de felicidad. Su lactancia, corta y mixta, todavía le duele a Esperanza; por eso no tiene inconveniente en dejar que el mayor pruebe la leche que ahora toma su hermano pequeño. El niño es feliz. La leche es alimento y es amor. Él lo entiende perfectamente. 

- Quiero tetita. - Claro cariño, ponte aquí a mi lado. (Después de un rato) - ¿Sale mucha leche? - Sí. He chupado tan fuerte que ha venido por aquí, por aquí, y te he vaciado las dos! (Hace un gesto como si los pechos estuvieran comunicados por el centro) - Jolines, ¡qué fuerza tienes! ¿Y a qué sabe la teta? -  A cariño... a cariño de mamá.

Dibujo: Karpar Ondrej, 6 años

Categoría: 
5

Comentarios

Imagen de Nuria

Que mujer tan valiente!!!! Cuantas mamas han renunciado a dar de mamar a su bebe por recomendaciones absurdas. Cuantos consejos "bienintencionados" podrian haberse ahorrado.

Imagen de anamaria

diossss mio como me gusta esta historia,me emociona muchisimo saber que hay mujeres que no se rinden y hacen todo lo posible para que sus peken tomen leche materna...me lo llevo al facebook de el parto es nuestro!!

Imagen de esperanza

Yo no creo que sea valiente. Solo he hecho lo que creo mejor para los niños. Y ha sido muy muy duro, y no lo hubiera conseguido sin el apoyo y la ayuda de mi familia, por supuesto.

Imagen de verónica

Yo no tuve reducción de mamas,tuve una cesárea que complicó desde el comienzo la lactancia,lo primero que probó fué un bibe en contra de mi voluntad.En el hospital casi me obligaban a darle el bibe ya que decían que no cogía peso,por desgracia ninguna de las enfermeras que me atendió sabía nada de lactancia materna,excepto una que fué la que me dió unas indicaciones básicas de como colocar a mi hija al pecho, en ese entonces no tenía tantos conocimientos como ahora y me creía todo lo que me decían.Pero yo estaba tan convencida de que lo mejor para mi hija era mi teta que a pesar de que el pediatra me hacía sentir una porquería porque mi hija no estaba dentro de los percentiles y tenía que seguir con los complementos de bibe,luego de un tiempo comprendí que mi hija aumentaba a su ritmo no tenía ninguna enfermedad(como yo cuando era pequeña según me comentó mi madre),gracias a la liga de la leche me anime a ir reduciendo los bibes aunque tenía a mi hija casi todo el tiempo prendida al pecho VALIÓ LA PENA,mi niña tomó teta hasta los 21 meses que me volví a quedar embarazada y deje de producir.Espero que el bebé tenga más tiempo de tetita!!!

Imagen de fatima

puuuf me estaba emocionando la historia según la leía....pero el final me remato!!! K respuesta mas bonita: a cariño de mama!

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.