Blog

26 Jul '13 · Conocer tus opciones

"If you don´t know your options, you don´t have any"- Así se llama un capítulo en el libro "A good birth, a safe birth", escrito por D. Korte. Diana es madre de 4, autora y asesora de lactancia, entre otras. Su ya famosa frase- aplicable, por cierto, a todo lo que nos rodea- parece clave en este camino de "búsqueda para el parto respetado" en el que cada vez más mujeres se encuentran.

Otros libros de Diana Korte (en inglés): 

  • "The VBAC Companion: The Expectant Mother's Guide to Vaginal Birth After Cesarean"
  • "Every woman´s body"
  • Passages to health

Foto cedida por Elsa Rouviere.

Etiquetas: 
Categoría: 

...dice el Ministerio de Sanidad.

Esto es lo que acordó ayer el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Por fin han firmado lo que veníamos reclamando durante tanto tiempo.

Categoría: 

Hay quien debe de pensar que las mujeres embarazadas, a la hora del parto, somos como tubos de Colgate: tienen que apretarnos para que salga el «producto»[1]. Algo así debió de pasársele por la cabeza al médico alemán que, en el siglo  XIX, desarrolló una maniobra para obligar a los bebés renuentes a asomar la cabeza. Su sofisticada técnica –conocida como «maniobra de Kristeller»– consistía en estrujar con fuerza el vientre de la madre en medio de una contracción. Qué agradable.

Categoría: 

1. Para el nacimiento la ley española exige las siguientes condiciones (artículo 30 del Código Civil, redacción vigente desde el 23 de julio de 2011):

  • nacimiento con vida,
  • y entero desprendimiento del seno materno.

La supresión de los requisitos de "supervivencia durante 24 horas" y "forma humana" ha sido un gran logro de las asociaciones y profesionales que luchamos por la humanización de la atención a la pérdida gestacional y perinatal.

 

Categoría: 

Embarazada ya de bastantes semanas una muy buena amiga me aconsejó rasurarme al completo el vello púbico antes del parto para evitar que lo hiciera una enfermera. Me quedé paralizada, a mi cabeza venían imágenes de una enfermera marimacho cuchilla en mano destrozando mis bellos labios vaginales para acabar con todo rastro de pelo. No mejoraba mucho la cosa si me imaginaba con un barrigón intentando hacerlo yo misma en casa, estaba claro que para que aquello no sufriera ningún daño irreparable necesitaría un espejo y no soy yo muy mañosa para esas cosas…

Queremos darle hoy difusión a la primera encuesta nacional sobre la atención en el sistema sanitario español a la muerte intrauterina y ocurrida durante el nacimiento, de la que nos ha informado la asociación Umamanita con el siguiente mensaje:

"Después de un año de mucho trabajo, y en colaboración con familias, profesionales y nuestro nuevamente creada departamento de investigación, tenemos el orgullo de poder lanzar oficialmente nuestra primera encuesta nacional para madres que han tenido una pérdida durante en embarazo.

Categoría: 

Texto por Beverley Beech, presidenta de AIMS (Association for Improvements in the Maternity Services/ Reino Unido)traducido por Andrea Anguera

Categoría: 

La carn, sense paraules, 
davant de mi i en mi. 

I jo que havia llegit tots els llibres.

----------------------------------------------

La carne, sin palabras, 

ante mí y en mí. 

Y yo que había leído todos los libros.

(Maria-Mercè Marçal, La germana, l’estrangera

 

---------------------------------------------

08 Jul '13 · Una boda perfecta

Sentada frente al televisor, cojo el mando, intentando desconectar. Una chica llora y la parte cotilla que habita en mí se interesa por las razones. Me acomodo y me dispongo a ver de qué va…

La chica llora por la emoción de –por fin- haber elegido su vestido de novia. Se trata de un programa en el que un señor, un organizador de bodas, se ocupa de montar la “boda de los sueños” de una mujer a la que se escoge (supongo que previo casting… o azar, ni idea).

05 Jul '13 · Manos arriba

Aquí tenéis una muestra más del sentido del humor de algunos profesionales de la salud. Si las viñetas de la SEGO rezumaban mal gusto por las cuatro esquinas, esta, en cambio, pretende ser sutil.

¿Sabéis qué es la maniobra de Kristeller? Consiste en ejercer presión sobre el fondo del útero de la mujer durante el parto. Generalmente, se pide a la mujer que empuje a la vez que una matrona, un ginecólogo, un residente o incluso un celador (hay testimonios, no me invento nada) le aprieta el vientre como si exprimiese los últimos restos de un tubo de pasta de dientes. En algún caso se ha llegado a animar al marido a que lo haga él; supongo que para que se sienta útil en el paritorio.

Páginas