Blog

Hace tiempo hablamos en este blog de cómo la pertenencia a un grupo concreto de personas (cultural, religioso, etc. ) aumentaba o reducía el riesgo de tener una cesárea innecesaria. Bajo el título “La fe y los partos” nos preguntábamos por qué ser del OPUS reduce drásticamente el riesgo de tener una cesárea.

Etiquetas: 
Categoría: 

Ya sabíamos que solo el 4-5% de los bebés nacen en su fecha. También sabemos que las matemáticas en este ámbito no son del todo fiables, véase también el tema del peso probable del bebé, cuyos fallos de estimación tantas veces comprobamos tras un parto inducido antes de tiempo por tener un bebé “demasiado grande o pequeño”. Son temas que preocupan mucho, porque pueden tener un gran impacto sobre la salud tanto del bebé como de su madre.

Categoría: 

19 Ago '13 · Porque no es lo mismo

"Cuando destruyes comadronas, destruyes también un conocimiento que se comparte entre mujeres, que no se puede crear al juntar un grupo de cirujanos o un grupo de obstetras. Porque fisiológicamente el parto no ocurre de la misma manera entre cirujanos entrenados en medicina que entre mujeres comprensivas" - Ina May Gaskin

Etiquetas: 
Categoría: 

Actualmente, la maternidad en general se ha relegado a un segundo plano después de la carrera profesional. De hecho, es frecuente ver tristes acusaciones entre mujeres sobre el tiempo que dedican a sus hijos en lugar de dedicarse a ascender en su trabajo. Esto no solo implica que la conciliación de la vida laboral y familiar sea una vana y lejana  ilusión, sino también que en muchas ocasiones se retrase tanto la maternidad que sea necesario recurrir a técnicas de reproducción asistida. Otras veces, por desgracia, no queda otro remedio y es que la existencia de infertilidad y/o esterilidad por causa conocida o desconocida es una realidad.

“Bebés gigantes”, “Súper bebés”. Con estos nombres se conoce en los medios “informativos” a los bebés por encima de los 4 – 5 kilos de peso.

En estos días y a raíz de la noticia del nacimiento de un bebé de más de seis kilos en el Hospital de Denia, nos han llamado de varios medios de comunicación con el objetivo de saber nuestras “impresiones ante tan excepcional nacimiento”.

Pequeña de espíritu, ínfima de mente... Una mujer de bronce les ofende. Una mujer gigante les achica.

La pregunta es: ¿por qué? ¿Porque está desnuda? ¿Porque está embarazada? ¿Porque deja ver el tesoro de la vida en su interior? 

Escandaloso, inmoral, extraño, obsceno, ofensivo, desagradable, penoso y grotesco, irrespetuoso e insensible, inadecuado, una monstruosidad, insípido, feo, vulgar y de mal gusto.

Con todos estos adjetivos se han manifestado los habitantes de la aldea para hablar sobre su instalación. 

¿En qué puede ofender esta imagen? ¿No es acaso la vida el mejor regalo que tenemos? 

Cuando una embarazada se tropieza y cae al suelo, instintivamente se cubre el vientre protegiendo a su bebé. Los nueve meses de embarazo procuramos no darnos un golpe en la barriga que va creciendo, nos colocamos de tal modo que nadie nos pueda clavar un codo o el bolso en el autobús, buscamos un asiento para evitar una caída en un frenazo, nos movemos hacia un lado si vemos que nos pueden dar un empujón… en definitiva, hacemos lo que esté en nuestra mano para que nuestro bebé no sufra ningún daño.

Por Ma. Belén Durango Ch.

Después de haber leído el libro “Pariremos con Placer”, de Casilda Rodrigáñez Bustos, mi cabeza se inundó de preguntas, pensamientos y emociones raras. Pienso en las mujeres de antes, las mujeres de ahora y las mujeres del futuro (como mujeres hablo de niñas, madres, abuelas, trabajadoras, profesionales, esposas, amantes, mujeres de todas las edades). ¿Qué tenían las mujeres en el pasado? ¿Qué tienen las mujeres en estos días? ¿Qué tendrán las mujeres después? Pues todas tienen algo en común, tienen dos corazones: el corazón que late para estar con vida y el corazón que late de amor. Me voy a referir al segundo corazón: el útero.

“Hay un debate en cuanto al tiempo que deberían permanecer los niños piel con piel, sin embargo, la pregunta debería ser a la inversa: ¿cuánto tiempo es seguro para los dos permanecer separados?. Al menos desde el punto de vista neurológico la separación no debería de existir en el periodo neonatal y desde el punto de vista humano ¿cómo nos sentiríamos si siendo absolutamente dependientes nos separan de alguien que conoce nuestras necesidades sin decir palabra?".

C. Alba Romero. Maternidad y Salud: Ciencia, conciencia y experiencia. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. 2012".

Categoría: 

26 Jul '13 · Conocer tus opciones

"If you don´t know your options, you don´t have any"- Así se llama un capítulo en el libro "A good birth, a safe birth", escrito por D. Korte. Diana es madre de 4, autora y asesora de lactancia, entre otras. Su ya famosa frase- aplicable, por cierto, a todo lo que nos rodea- parece clave en este camino de "búsqueda para el parto respetado" en el que cada vez más mujeres se encuentran.

Otros libros de Diana Korte (en inglés): 

  • "The VBAC Companion: The Expectant Mother's Guide to Vaginal Birth After Cesarean"
  • "Every woman´s body"
  • Passages to health

Foto cedida por Elsa Rouviere.

Etiquetas: 
Categoría: 

Páginas